LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Filman la vida de Miles Davis

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 4, 2007

Quince años de su muerte se cumplieron el 28 de setiembre pasado, y desde entonces Miles Davis disfruta de una gira de reaparición. Sin embargo la gran campaña de marketing se inició antes, con el fin de capitalizar el que hubiese sido su cumpleaños número 80 (nació el 25 de mayo de 1926). Calificada como “arquetipo de lo cool”, la música de este genial trompetista, líder de banda y leyenda del jazz, se está reeditando con un nuevo packaging. Y, como corresponde a un gigante de la música, la historia de su vida -que ha eludido a Hollywood durante largos años- finalmente parece estar marchando hacia la gran pantalla.

Luego de “Ray” y de “Johnny & June”, biografías musicales que obtuvieron buenos resultados comerciales y en las entregas de premios, los realizadores forman fila para retratar a Marvin Gaye, Janis Joplin y Bob Dylan. Ahora, con un par de proyectos que posiblemente compitan entre sí, le ha tocado el turno a Miles Davis.

El poeta y escritor Quincy Troupe, colaborador, amigo y protegido de Davis, adaptó como guión sus memorias de 2000, “Miles and Me”. «Habla de una amistad a la que fue difícil llegar entre dos hombres negros, ambos artistas», explica Troupe. «A través de esa amistad, la película muestra la vida de Miles.»

El productor Rudy Langlais dijo que la financiación independiente para “Miles and Me” estará a cargo de Patriot Pictures y Beacon Pictures, y que ya hubo conversaciones con actores y directores.

«Estaremos en marcha a mediados de este año», anticipó recientemente Langlais, cuyos trabajos anteriores comprenden “El huracán”, sobre el controvertido caso penal en que estuvo envuelto el boxeador Hurricane Carter, y películas para TV.

«Quincy pudo ver más allá de la cara exterior de Miles -explica Langlais-. Verán una película que aborda la vida interior de Miles Davis. Apuntamos a las verdades de Miles: sus temores, sus terrores, sus demonios.»

Entretanto, una biografía cinematográfica «autorizada» está siendo desarrollada por los herederos de Davis, entre ellos, algunos de sus hijos (pero no todos), un sobrino músico y un cuñado. Se ha mencionado a Don Cheadle como posible estrella, aunque un representante del actor se negó a hacer comentarios. Este proyecto -del cual Troupe, que colaboró con Davis en su autobiografía de 1989, antes fue consultor- ha visto ir y venir a varios productores y guionistas.

Puntos oscuros

Davis resultó un tema difícil, en parte porque su carrera abarcó casi medio siglo y estilos musicales diversos, y estuvo poblada por una serie algo incongruente de grandes figuras de la música. La lista de los más importantes incluye a Charlie Parker, John Coltrane, Cannonball Adderley, Bill Evans, Sonny Rollins, Thelonious Monk, Gil Evans, Quincy Jones y Herbie Hancock, además de Jimi Hendrix y Prince.

La escena del jazz también ha sido problemática para los cineastas, cuyas incursiones a menudo han errado el foco. Algunos sondearon el lado oscuro de las adicciones (como Clint Eastwood con “Bird” o Bertrand Tavernier con “Round Midnight”). Otros se extendieron en mostrar el medio (como Spike Lee con “Más y mejores blues”), a veces a expensas de la línea argumental.

Pero el factor más complicado bien podría ser el mismo Davis. El Príncipe de la Oscuridad, como se lo llamó, despotricaba tanto sobre la raza y los prejuicios que algunas amistades pensaban que era él el que tenía prejuicios raciales (aunque, como señaló Troupe, Davis nunca se opuso a trabajar con músicos blancos, y tuvo relaciones sentimentales con varias mujeres blancas.) A menudo, tocaba de espaldas al público, y regañaba a los admiradores que se atrevían a acercarse.

Famoso por su afición a los autos de moda y las mujeres atractivas, Davis tuvo una vida privada errática en la que no faltaron la adicción a la heroína,a la cocaína, el proxenetismo y el maltrato a su esposa. «Tuve que salir corriendo para que no me matara más de una vez», recordó su ex esposa Frances Davis en una entrevista telefónica. Ahora dice que toda descripción cinematográfica debe ser fiel tanto a su arte como a su agresividad.

Una relación perdurable

Dos años después, Troupe publicó su propio libro sobre Davis, y los derechos fueron adquiridos por Langlais. Tanto para el productor como para el escritor, el proyecto constituye la etapa final de un viaje que comenzó hace más de dos décadas, cuando Langlais, entonces editor ejecutivo de la revista Spin, le encomendó a Troupe entrevistar a Davis.

Troupe fue a la casa de Davis, «con mi grabadorcito en la mano». «¿Cómo hacés para peinarte así?» le preguntó Davis y comenzó a jugar con una de las trencitas rasta de Troupe. «Le dije que había ido a hacer una entrevista, no a que invadieran mi espacio personal. Y Miles quedó estupefacto», recordó Troupe.

«Estuve con él diez horas. Volví al día siguiente y estuve otras diez horas. Le dije a mi mujer ‘Algo está pasando.'» Troupe finalmente entregó un artículo de 45 páginas, que Spin publicó en dos largas entregas. Al año siguiente, Troupe recibió una llamada de un representante de Simon & Schuster: Miles Davis quería que trabajara con él en su autobiografía, con lo que comenzó una relación que perduraría hasta la muerte de Davis en 1991, a los 65 años.

Para Troupe, la imagen agresiva que a menudo se asociaba a Davis ocultaba un alma gentil. «Miles no era el monstruo que pintan todos -explica-. Era un tipo muy tímido que se inventaba un personaje hostil para que la gente no se le acercara. Miles no quería sonreír. No quería ser Louis Armstrong. Y en cuanto a si era racista, la última mujer con que estuvo era judía.»

Esa mujer era Jo Gelbard, una artista que enseñó a Davis a pintar. Más tarde colaboraron y se convirtieron en amantes. Davis estaba en sus brazos cuando murió. Posteriormente, sus herederos trataron de quitarle el control de las pinturas que ella y Davis habían hecho juntos. Después de siete años de juicio, ella logró conservarlas. La relación de Gelbard con Davis es el tema de un libro que ella ahora vende on line.

Temerosa del enfoque de Hollywood, Gelbard dice: «Si no encuentran alguna luz en su vida, será sólo otra película sobre un adicto negro y las noches de Harlem. Sí, era complejo. Y no niego la violencia». Pero, agrega, «debería haber algo de indulgencia y de reconocimiento al ser humano. Es hora de decir que fue un genio y de agradecerle su música.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: