LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Mariano Martinez: «Yo también me sentí discriminado»

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 11, 2007

El actor, que interpreta a un joven ciego en «Son de Fierro», por Canal 13, cuenta cómo sufrió la discriminación cuando él mismo estuvo en silla de ruedas. Además, habla de su familia, de sus cuentas pendientes y de sus ganas de volcar su carrera hacia el cine.

Hay un chico de 12 años que quiere ser Mariano Martínez. O mejor dicho, Juan, el personaje ciego que el actor interpreta en Son de Fierro (Canal 13). Todos los días se para en la vereda de Pol-ka, la productora del ciclo, y espera que su ídolo salga de grabar. «Viene desde que empezamos el programa —cuenta Martínez—. El quiere ser actor. Ayer me dice: ‘¿Ves?’. Le pregunto: ‘¿Qué?’. ‘Tengo tu corte de pelo’. ‘Te quedó bueno, ¿eh?’, le digo. Hoy viene de vuelta, vestido con chalequito, camisita, pantalón de vestir y zapatillas. Me dice: ‘¿Ves?, tu ropa. Ya hablé con Coco y me va a hacer un casting’. ‘Yo te banco’, le digo».

Ahora, Mariano Martínez está sentado de espaldas a la ventana, en el bar de la productora de Adrián Suar con la cual el actor de 28 años cumplió diez. Acaba de grabar una escena de la tira que va a las 21.30, y que algunos días llega a superar el rating de Gran hermano (Telefé) en ese horario donde los dos programas se cruzan. La ventana es un vidrio fijo cubierto con un black out color crudo, que desde afuera produce un efecto de espejo donde una chica rubia gordita se mira, detrás de Mariano. Está haciendo guardia en la vereda, con otra chica, morocha, también gordita, y una señora, a la espera de un beso o un autógrafo.

El no piensa revelar el secreto: por qué el personaje de Juan se quedó ciego a los 12 años. En general, no piensa revelar ningún secreto, o sea, hablar de su vida privada (por qué se separó de Luisana Lopilato, por ejemplo, o qué pasó con Nico Vázquez, que se distanciaron), ni de los verdaderos motivos por los cuales abandonó Alma pirata, la tira producida por Cris Morena y con la cual Martínez probó salirse un rato de Pol-ka («fue una diferencia de criterios», acota simplemente). Sí en cambio se entusiasma cuando se le pregunta por su composición de un ciego. Y se explaya al hablar del accidente que tuvo a los 9 años y lo dejó hasta los 12 en silla de ruedas.

¿Cómo fue la preparación de Juan, tu personaje ciego?

Qué buena pregunta me hacés porque yo justo quería hablar de eso. Adrián (Suar) me llama cuatro meses antes de empezar a grabar la tira, me cuenta de la historia y del personaje, yo acepto y me pongo a investigar. Me entero de que el Román Rosell es el mejor instituto de rehabilitación para ciegos adquiridos y de nacimiento. También me puse a ver películas de actores que hicieron de ciegos como Al Pacino o Marcelo Mastroianni, para ver cómo encaraban el papel. Después, en el Román Rosell conocí a Silvio Velo, de Los murciélagos (N. de la R: el equipo de fútbol argentino de ciegos que es campeón mundial).

Y dice que descubrió «un montón de cosas que no sabía, como la mayoría de la gente. Por ejemplo, la capacidad para moverse en lugares conocidos, el chasquido de los dedos que usan porque el sonido rebota diferente. O el humor, eso de ‘yo no te vi’, algo constante, que usan para no poner incómodos a los demás. A partir de esos datos cambiamos cosas del libro, o descartamos cosas de la tira que no funcionaban. Es un tema delicado y la televisión es muy masiva. Lo que se muestra en Son de Fierro es que el ciego puede tener una vida normal, estudia, trabaja, tiene novia, amigos, va a bailar… El único problema es cuando se tiene que movilizar, porque ahí sí depende de otros. Pero la idea es que se puede ser feliz aún sin un sentido tan importante».

¿Tuviste que entrenar mucho para jugar al fútbol con Los murciélagos, con una venda en los ojos?

Tres meses. Es muy difícil. Practicaba tapándome los ojos para hacer cosas cotidianas en mi casa, que conozco de memoria. Me quemaba haciendo mate o prendiendo una hornalla. Llegué a estar tres horas en mi casa con los ojos tapados, pero creo que nunca llegás a sentir lo que siente un ciego, porque vos sabés que vas a volver a a ver. En base a todo lo que los chicos de Los murciélagos y del Instituto me enseñaron yo observé y compuse el personaje. Y me cambió la vida a nivel personal y profesional. Hay muchas actitudes que tienen que ver con negar a las personas discapacitadas, como estacionar los autos en las esquinas donde hay rampas. Y eso me ayudó y es bueno decirlo porque hay mucha gente que te toma como ejemplo. No soy ejemplo de nada, pero está bueno concientizarse que el mundo es de todos. En realidad, Mariano Martínez vivió en carne propia la discapacidad y también la discriminación que ahora termina de concientizar a partir del personaje de Juan. Fue hace mucho, a los 9 años, cuando un colectivo lo atropelló. «Fue un accidente que me hizo crecer de golpe. Estuve tres años sin caminar, y no sabía qué iba a pasar con mi pierna. Iba en silla de ruedas y aprendía con maestras particulares. Yo también me sentí discriminado. Los chicos son muy crueles y la pasé fea. Me daba vergüenza mostrar la cicatriz, que me atraviesa toda la pierna. Sobre todo a esa edad donde todo gira en torno a ‘las chicas y los chicos’. No quería ir a una pileta, siempre andaba en pantalones largos. Ahora, al contrario, me da orgullo porque es algo superado en la vida».

Entonces, creció de golpe. Y de algún modo ahora también busca un crecimiento, de golpe, en su carrera.

Con este papel te corrés del personaje de galán de comedia. ¿Querías cambiar?

Hace rato que quiero cambiar. Estoy re contento con lo que hice, hay cosas que me gustan más, otras menos, pero todo me dejó algo. Y para llegar a esto hice todo lo que hice. Adrián sabe que yo quiero hacer una carrera de actor. Si bien lo que hice también es actuar, los personajes tienen cosas mías porque eran chicos de mi edad y les pasaban cosas parecidas, pero eran personajes. Como el Rey Sol: yo no soy así, no me pone loco que me toquen el pelo. Yo quería comprometerme más, sentir que voy progresando y que voy poniéndome en carrera. Necesito tener el desafío de hacer personajes difíciles como el de Mujeres asesinas, que me encantó, pero nada que ver conmigo.

Te queda pendiente el teatro, ¿no? Claudio Tolcachir te ofreció un papel en «Atendiendo al señor Sloan», con Alejandro Urdapilleta, pero dijiste que no…

No, porque estoy once horas grabando, y todas las noches estudio la letra, el personaje necesita concentración porque tengo que estar atento a movimientos que no estoy acostumbrado en mi vida cotidiana, reflejos que tengo que reprimir para componer a Juan. Además estoy con mi empresa de zapatillas Satori, de la cual soy socio y dueño.

En un reportaje en 2005 dijiste que pensabas hacer una obra de Shakespeare.

Sí, bueno, Romeo y Julieta a mí siempre me gustó. Pero también hay deseos que cuando va pasando el tiempo te das cuenta de que no pudieron ser o no era tanto lo que lo deseabas… No quita que vaya a hacer teatro alguna vez. Lo que pasa es que a mí también me gusta mucho el cine, yo quiero tirar mi carrera para el cine.

De las películas que hizo, rescata Peligrosa obsesión con Pablo Echarri («hay una química, un código»), y dice que Sólo por hoy fue una buena experiencia a nivel profesional, aunque no tanto en lo humano (no aclara por qué, obviamente). De El faro dice que aprendió de su referente, Ricardo Darín. Y si bien su modelo cuando recién empezaba fue Leonardo Sbaraglia, a Darín lo admira «como artista, como maneja su carrera y como persona. Tiene un humor que estoy implementando, que te lleva a relacionarte mejor con la gente, o como lo que aprendí con Los murciélagos, hay cosas que no son tan importantes, que hay que dejarlas pasar en la vida, que es corta y hay que disfrutarla. Por haber aprendido todo eso estoy agradecidísimo».

En la lista de lo que aprendió a valorar anota la familia. «Son mi vida», dice. Mariano tiene cinco hermanos de sus padres separados. «Los admiro, los adoro.»

Y en la lista de las asignaturas pendientes (en este caso, ya descartadas) figura también la carrera de Veterinaria. «Me gustan mucho los animales», dice, y muestra la foto de su perro Pedro, un cuzquito blanco, en la pantalla de su celular. «Lo encontré en la calle, en un tacho de basura, lo habían tirado adentro de una bolsa. Vi moverse el tacho y pensé que era algo peor…», dice. Aunque afirma: «siempre quise ser actor».

Sobre su vida personal hoy, sólo emite dos letras: «sí», para responder que está solo y bien. Y del affaire Nico Vázquez, dice: «Este es un medio muy chico y seguro que con Nico volveremos a trabajar juntos. Pero lo que pasó a nivel personal sólo nos incumbe a nosotros dos».

Entre los cambios que percibe, según el balance que hizo el 5 de diciembre de 2006, cuando cumplió los 28, está la pérdida de la timidez, que tenía por inseguridad: «Tal vez tuvo que ver con el accidente, era un chico retraído, no era extrovertido. Como es una etapa superada, bueno, ahora estoy sano», dice. Y se ríe.

Termina la nota. La chica rubia ya lo descubrió y hace gestos desesperados para que la mire. Mariano tiene poco tiempo: después de las fotos tiene que ir a terapia.

2 respuestas hasta “Mariano Martinez: «Yo también me sentí discriminado»”

  1. agus said

    mariano: no saves lo lindo que sos me pareces el mejor chico!!
    te re quiero
    agustina, de puerto madryn

    administrador, saludos y ¿hace frio no?

  2. celi said

    yo soy docente ahora realizo un proyecto para niños ciegos con mis alumnos en la q averiguamos como aprenden los ciegos y q material necesitan para hacerlo, es una experiencia distinta pero q nos compromete a hacerla ya q en la escuela tenemos una nena ciega

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: