LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Los diarios secretos de Benito Mussolini, en el centro de una polémica en Italia

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 12, 2007

Un senador derechista dijo que los vio y leyó en Suiza. Son 5 agendas con datos cotidianos. Estaban en la casa de los hijos de un partisano que lo arrestó. Dudas de los historiadores.

REVELACION. El senador Marcello Dell´Utri, en una imagen de archivo

Un senador italiano, estrecho amigo de Silvio Berlusconi, anunció ayer en Trieste que han sido encontrados los diarios que el dictador fascista Benito Mussolini escribió en el período 1935-39 en cinco agendas de la Cruz Roja.

“Los vi y los leí en Bellinzona (Suiza), en casa de los hijos de uno de los partisanos que en Dongo arrestó a Mussolini el 27 de abril de 1945. Fueron los hijos los que me contactaron y me permitieron leer en detalle las cinco agendas en que fueron escritos los diarios, con observaciones cotidianas que hacía el Duce”, dijo Marcello Dell’Utri.

El senador de Forza Italia fue compañero de estudios de Silvio Berlusconi, ex primer ministro, actual jefe de la oposición de centroderecha. Dell’Utri construyó la gigantesca empresa Publitalia, que gestiona la publicidad de las tres grandes redes privadas italianas, en manos de Berlusconi. Siciliano, el senador fue acusado de ser hombre de Cosa Nostra. Un tribunal de Palermo lo condenó a 9 años de cárcel por complicidad con la mafia. El proceso se encuentra hoy en apelación.

Dell’Utri es también un experto bibliófilo y dijo ayer que se está perfeccionando la venta de los diarios a un editor que no identificó. Explicó también que preparará un libro respecto al hallazgo.

No sería raro que el editor fuera el propio Silvio Berlusconi, quien entre sus muchos negocios es propietario de la Editorial Mondadori, una de las dos más grandes de Italia junto con la sociedad Rizzoli-Corriere della Sera.

El senador Dell’Utri mostró a los periodistas unas fotocopias de los diarios y dijo que se han hecho ya pruebas fehacientes de autenticidad, tanto caligráficas como de la consistencia de la tinta y el papel utilizados. Dell’Utri dijo que falta el consentimiento de los familiares de Mussolini para la publicación de los diarios. Y que todavía no se ha perfeccionado la compra de las cinco agendas.

Dos historiadores de la época, Valerio Castronovo y Giovanni Salbatucchi, se mostraron escépticos con respecto al descubrimiento, porque “en el último medio siglo han aparecido muchos diarios de Mussolini y casi todos se revelaron falsos”.

Dell’Utri leyó algunos párrafos cuidadosamente seleccionados de los diarios, que culminan el 31 de agosto de 1939, o sea el día antes del ataque de la Alemania de Hitler a Polonia que significó el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. “No podemos y no debemos tomar las armas que no tenemos”, afirma un pasaje escrito por el Duce. Los alemanes “hoy son aliados pero en cualquier momento pueden ser enemigos”.

El diario concluye con esta reflexión contra los alemanes que estaban por comenzar la guerra. “Cuando los alemanes eran propensos a tratar, los ingleses no están dispuestos y viceversa. Los alemanes cargan las tintas, estos perros. No quieren otra cosa que la guerra y basta. No puedo que augurarles grandes derrotas que no terminen nunca”.

Las frases elegidas junto con la nieta del Duce, la diputada de extrema derecha Alessandra Mussolini, a quien Dell’Utri le contó hace un año que había encontrado los diarios, hacen sospechar que hay una operación para mejorar la imagen del dictador fascista.

Los historiadores consultados recordaron que Mussolini siguió un camino opuesto al que proclama en sus diarios. Promovió las bárbaras leyes raciales contra los judíos en 1938 para complacer a Hitler, hizo entrar en una guerra a Italia en junio de 1940 aliado a los alemanes, y fue fiel ejecutor de la voluntad del tirano nazi.

Dell’Utri reveló otra página del último diario, de febrero de 1939. Ese día murió el papa Pío XI. Mussolini escribió: “el Papa ha muerto. Quería la conciliación. Tuve el honor de ser ejecutor y parte. Ha sido un Papa extraordinario. Espero ahora un Papa ‘Angelicus’ y no un politicante o intrigante, como somos nosotros”.

La historia de estos diarios no es nueva. En 1994, el diario inglés Sunday Telegraph anunció el descubrimiento de las agendas. Se dijo entonces que las encontró un empresario de la construcción en un mueble de su padre partisano, muerto en 1962. El hombre, que podría ser el mismo que ahora vendió las agendas al senador Dell’Utri, contó que su padre era amigo del legendario partisano Pedro, nombre de batalla del conde Pier Bellini delle Stelle, comandante de los partisanos que el 27 de abril arrestaron a Mussolini y a un numeroso grupo de fascistas cuando escapaban a Suiza (ver aparte). Pero aquella historia se disolvió con el paso del tiempo, porque los historiadores convocados para estudiar las agendas se mostraron escépticos acerca de su autenticidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: