LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

“Qué nos preocupa, en primer lugar”Por Fabiana Ríos * y Carlos Bassanetti

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 12, 2007

os autores de esta nota reflexionan sobre la crisis institucional que afecta a Tierra del Fuego y esbozan la idea de que la dirigencia política opta por mecanismos perversos de gestión para mantenerse en el poder, anulando la implementación de controles y de democracia participativa, incluso los previstos en la Constitución, como la revocatoria de mandatos, las tachas, o el voto electrónico. Los integrantes de la fórmula gubernamental de ARI consideran como un tema clave sanear las instituciones porque los políticos locales “creen que capearon el temporal, pero no ven el tsunami que están formando”.

(Por Fabiana Ríos * y Carlos Bassanetti **) – Aparecen reiteradamente en la discusión pública frases que parecieran expresan una profunda preocupación política: ¡Es necesario fijar criterios para el aprovechamiento de nuestros recursos naturales!; ¡Es imprescindible establecer pautas de política salarial!; ¡Y la seguridad…!

Es cierto, son cuestiones centrales de la discusión, pero ¿es posible tratar hoy, en nuestro marco institucional, esos temas, y tantos otros, fundamentales?. ¿No será que si hablamos, en las condiciones en que estamos, de recursos naturales, por ejemplo, terminemos con decisiones de esas que se toman en épocas vacacionales (para evitar ruidos)?.

¿O que fijar la remuneración de las máximas autoridades públicas resulte asunto subterráneo, propio de los momentos de descuido de la ciudadanía?.

En síntesis, ¿no será que nuestras autoridades públicas reeditan en forma permanente el accionar político característico del dictado de la Ley 460?.

Algunos, por error, convocan al debate temático reseñado al comienzo. Otros, con designio interesado, lo utilizan para tratar de desviar la atención del asunto que sí les preocupa verdaderamente.

Además, pretenden que la ciudadanía no sabe, ni está interesada en analizar las razones que explican nuestra situación pública falencial.

Como en todos los órdenes de la vida, si no hay consecuencias personales, todo puede pasar. En “nuestra” política, no hay costos políticos (o son demasiado lejanos y aleatorios).

Esa es nuestra primera preocupación. Porque sólo podremos iniciar un proceso de crecimiento, cuando el representante sienta el control y la aprobación o censura de sus representados.

Ese es el punto que espanta a los pseudodirigentes. Y quieren evitar, por todos los medios, cualquier fisura en el sistema de inmunidad política que han construido en los hechos.

Ni pensar, siquiera, en que tengan que debatir y tratar públicamente asuntos propuestos por la ciudadanía, que afectan intereses sectoriales, partidarios o meramente personales. Ni hablar de facilitar el procedimiento de revocatoria de mandatos.

¿Para qué instrumentar medios tecnológicos que permitan la consulta (como el voto electrónico)?, herramienta, además, muy perniciosa, porque entonces ya les sería difícil justificar el coto cerrado que hoy constituyen las propuestas de candidaturas para cargos electivos.

¿Piso razonable de tachas? ¿A quién se le ocurre?, ¡Por favor; a votar lo que propone el Partido, o a casa!.

Los funcionarios de hoy saben que no tienen que arreglar cuentas con los electores; sino con la dirigencia. Es lo que no quieren cambiar, porque en eso les va la vida o la subsistencia en el espacio público, que en este caso es casi lo mismo; y distraen a la ciudadanía, para evitar que renazca la demanda de reforma política; de una reforma que no significa la demonización de los dirigentes, sino el reconocimiento de la soberanía popular y no la soberanía dirigencial.

Creen que ya capearon el temporal. No ven el tsunami que están formando.

Por eso, nuestra primera preocupación es instaurar un gobierno republicano, respetuoso de las instituciones, que descanse en el efectivo ejercicio de la democracia, en tanto implica ciudadanos considerados como tales, no como meros instrumentos de legitimación formal.

    * Fabiana Ríos es Farmacéutica y diputada nacional por ARI

** Carlos Bassanetti es abogado, ex jefe de Fiscales de Tierra del Fuego.

Ríos y Bassanetti iuntegran la fórmula de candidatos a Gobernador y Vicegobernador de ARI para las elecciones de 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: