LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

«En el fondo, los patovicas son miedosos»

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 13, 2007

Lo dijo Irene Milius, médica psiquiatra del Hospital Borda y ex terapeuta de patovicas. ¿Qué imagen les devuelve el espejo y cuáles son las consecuencias del consumo de esteroides o anabólicos? ¿Es sólo una obsesión por el cuerpo? La voz de la psiquiatría aporta elementos que las víctimas de los patovicas, y ellos mismos, confirman.

El título de la campaña contra la discriminación en los boliches lanzada este verano por el INADI (www.inadi.gov.ar) – «La discriminación mata» – surgió tras el homicidio del joven Martín Castellucci. A Castellucci, en diciembre pasado, un patovica de la disco «La Casona» de Lanús lo golpeó hasta dejarlo inconsciente. Martín había salido en defensa de uno de sus amigos, discriminado en la puerta por «morocho», y tres días después, murió. El caso representa un símbolo extremo de las decenas de llamados telefónicos que el INADI recibe diariamente denunciando situaciones similares. Además de las víctimas y de los empresarios, en el centro de esta problemática están los patovicas.

«La estructura psicológica del patovica es semejante a la de la anoréxica» afirma la Dra. Irene Milius, psiquiatra y coordinadora de guardia del Hospital Borda. Milius ha recibido casos de patovicas que llegan hasta su consultorio pero que, tras algunas sesiones, terminan abandonando el tratamiento. La adicción que genera el consumo de los esteroides, más conocidos como anabólicos, determina en muchos casos la voluntad de continuar o no con ese tratamiento. En general, un aspirante a patovica recibe por primera vez esteroides de mano de los «entrenadores» del gimnasio al que asiste, quienes le organizan un plan de consumo que contempla períodos de abstinencia y, por ende, de depresión.

Así, la depresión genera en el patovica, entre otros efectos, un aumento en su nivel de intolerancia y en su irritabilidad. De esta forma, ante cualquier estímulo verbal, sale solo o en grupo a demostrar que no ha perdido ni la fuerza ni el vigor que lo caracterizan. Y golpea. Y mata.

Una radiografía psíquica del patovica medio es el disparador de esta primera parte de un informe sobre la discriminación en los boliches. Esa discriminación que mata.

Una respuesta hasta “«En el fondo, los patovicas son miedosos»”

  1. Pablo said

    La Casona de Lanús era un desastre tan grande que parece mentira las cosas que se cuentan, llegamos a perder una vida para cerrar ese lugar, otras 194 para otro lugar en capital cuantas más?.
    Yo fui a la casona, te discriminaban y el que lo hacía era Atilio Amado el dueño que se encargaba de la puerta y de decidir quien entraba y cuanto pagaba.
    Hay una gran cantidad de denuncias por hechos de violencia y por una violación que pesaban sobre la Casona, evidentemente los intereses económicos eran más fuertes, espero que atrapen no solo al autor material del hecho sino que también a la persona que organizó un lugar donde sucedió este crimen.
    Si no existe el dueño que contrate al patovica asesino y que se responsabilice por el estado del lugar y del personal creo que estos crímenes no sucederían.
    Para estos dueños los jóvenes son un negocio y no les importa quien cuida sus puertas, no les importa la seguridad solo quieren recaudar, hoy le toco a Martín Castellucci, y si mañana me toca a mí, o a mis amigos?
    Si pensás que no te puede pasar estas más expuesto que ningún otro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: