LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Sería irreversible el daño a las niñas en cautiverio

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 13, 2007

Ocurrió en Austria. La mujer mantuvo a tres menores de 6, 10 y 13 años en el interior de una casa, con las ventanas cerradas y sin luz. Tampoco les permitía ver a su padre. Dicen que las secuelas mentales de las niñas no tienen cura Una madre psíquicamente enferma tuvo presas a sus hijas a oscuras durante siete años cerca de Linz, Alta Austria, y las trataba como unos animales, reveló hoy el diario austríaco Österreich. El caso de la mujer que no aguantaba estar divorciada de su marido, jurista como ella, se tratará próximamente ante los tribunales en la ciudad de Klagenfurt, afirmó el periódico. Se atrincheraba en su casa, vistosa desde fuera pero descuidada por dentro, con las niñas que entonces tenían 6, 10 y 13 años, cerraba las cortinas, sacaba todas las bombillas eléctricas para que no se pudiera encender la luz y prohibía ir al colegio a Viktoria, Katharina y Elisabeth. Ante las autoridades indicaba que enseñaba ella misma a sus hijas en casa, pero en realidad las sometía a un lavado de cerebro, hasta que rechazaban a su padre, afirmó el diario. Cuando el padre desesperado, pidiendo en vano una intervención del juzgado, quería verlas, ella afirmaba que estaban enfermas o que las había llevado a casa de la abuela. Mientras tanto, las tres chicas se ahogaban en inmundicias y apenas veían la luz del día, no tenían más contactos sociales que con la madre enferma y jugaban con los ratones que abundaban en la casa y a los que daban apodos. Las niñas desarrollaban en su cárcel un idioma propio, difícil de comprender para ajenos, según comunicó al periódico la terapeuta que las trata ahora, Waltraud Kubelka, que atestigua a la mayor de ellas padecer de «invalidez psíquico-social» incurable. A los vecinos les llamaba la atención que la madre quedaba a menudo sentada en su coche delante de la puerta de su casa y despachaba allí su correspondencia, pero nunca veían a las niñas. Pero la Policía no intervino hasta que los vecinos reiteradas veces presentaban denuncias, lo que finalmente llevó a la liberación de las jóvenes. Ahora la enferma mental se halla en prisión preventiva, en una unidad especial, desde hace un año. Las autoridades comunicaron que supieron del caso hace un año, pero no permitieron que las informaciones llegaran a hacerse públicas para proteger a las muchachas y por motivos relacionados con las pesquisas judiciales. La terapeuta declaró a Österreich que la mayor de las hijas se encuentra muy mal y que para las otras dos tendrán que pasar años hasta que puedan superar los daños psíquicos sufridos.

En las primeras semanas que las muchachas pasaban bajo tutela de las autoridades, en un establecimiento terapéutico, se escondían en la cocina debajo de un banco, porque allí había menos luz, ya que no la aguantaban, y también tenían la piel muy blanca, como suelen tenerla las personas que nunca salen al aire libre, relató Kubelka.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: