LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

ARI SANTA FÉ: PRESUPUESTO: SEC. DE TRABAJO

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 17, 2007

Cambios necesarios en la Secretaría de Trabajo

 

En 1989, por Ley 10468, se creaba en la Provincia la Secretaría de Estado de Trabajo y Seguridad Social. Empezaba, en esta área, a aplicarse el modelo neoliberal de la etapa de los ’90. Etapa que quedará en la memoria de los argentinos como una de las historias más negras desde el punto de vista de la destrucción de los derechos sociales. El día que se creaba la Secretaría de Trabajo en la provincia se descuartizaba la potente herramienta que había sido el Ministerio de Trabajo de la Nación y en la UIA se descorchaba champagne.

 

                        Vaya paradoja, el lugar desde donde se destacó Juan Domingo Perón, desde donde se empezó a hacer visible para todos los trabajadores y para toda la sociedad, después, el mayor movimiento político y social vivido en la Argentina, ahora era testigo del inicio de la degradación de los derechos de los trabajadores.

                    El Ministerio de Trabajo fue el lugar donde se expresó el desarrollo de un estado de bienestar, donde muchos derechos de los trabajadores encontraron un lugar de protección; pero esa herramienta debía ser destruida y para eso se implementó el famoso proceso de descentralización, lo mismo ocurrió en educación y salud. Era el momento en que el Estado Nacional, empezaba a desentenderse de las obligaciones que por la Constitución tiene. La consigna que brilló y fue adoptada por el propio gobierno justicialista era “achicar el Estado es agrandar la Nación”.

 

                        Del ’90 al 2007, 17 años después, la realidad es totalmente distinta, las secuelas de la aplicación del modelo han quedado claras, la destrucción de los derechos de los trabajadores es una realidad y hoy, ante el crecimiento económico que se expresa claramente, esos derechos perdidos no se recuperan automáticamente, no alcanza sólo con crecimiento económico y mejoramiento de los índices de desocupación. Para ello debe existir la clara convicción política de que el Estado debe recuperar el rol perdido y en este caso tener una Secretaría de Estado de Trabajo acorde con el momento que vivimos.

 

                        La necesidad de cumplir con ese nuevo rol no se refleja en el Presupuesto que hoy estamos votando. Entre el 2004 y el 2007 las partidas presupuestarias previstas para la Secretaría de Trabajo se incrementaron, pero este aumento no alcanza para cumplir las funciones que por ley se le confieren al organismo. Este “aumento” no alcanza para llevar adelante una política activa que permita, por ejemplo, desarrollar programas en el área de seguridad e higiene en el trabajo o la capacitación de la fuerza pública y/o privada. Tampoco alcanza para estimular el empleo formal bajo el régimen de la Ley de Contrato de Trabajo, ni para mejorar el control de policía sobre el trabajo en negro.

 

                        Para estas y otras tantas tareas que implicaría, repetimos, una clara política en la que el Estado volvería a ser protagonista en pos del recupero de los derechos laborales, el estado prevé en este presupuesto 2007 un incremento de sólo el 1,12% (los 69 millones presupuestados en 2006 se aumentaron a 77 millones en 2007).

                 La casi totalidad de ese porcentaje se destina a gastos corrientes (aumento de sueldos a empleados, alquileres, luz, gas, etc.). Asimismo, sólo $ 70.000 serían afectados para gastos de capital (compra de equipamiento, rodados, etc.). Frente a estos números nos preguntamos: ¿Alcanza el dinero asignado por la Provincia para encarar un verdadero cambio social y laboral que restituya a los trabajadores los derechos perdidos? ¿Alcanza el dinero para combatir el trabajo en negro y desarrollar programas que, por ejemplo, articulen los contenidos de la enseñanza media y superior con las necesidades de los mercados de trabajo existentes en la provincia?

                        Esta falta de decisión política para recuperar una herramienta de control también se nota en la estructura de su personal. Desde el año 2001 hasta el 2007 solamente se incorporaron 46 trabajadores; 90 de estos cargos son ocupados por personal transferido de la privatización del Banco de Santa Fe que tienen una situación conflictiva, no resuelta hasta el día de la fecha con el Estado Provincial.

 

Secretaría de Estado de Trabajo y Seguridad Social

Evolución de la planta de personal

 

Período

Total Cargos

Permanentes

Temporarios

 

2001

445

431

14

2002

454

440

14

2003

467

453

14

2004

468

454

14

2005

465

453

12

2006

477

455

22

2007

491

454

37

 

Fuente: Presupuesto de la Administración Pública Provincial – Santa Fe – Capítulo I – Elaboración Propia.

 

                        Esto expresa que la Secretaría de Trabajo tiene la misma estructura en cuanto a su personal y cargos que a la salida de la convertibilidad. Los índices de crecimiento laboral en la Provincia de Santa Fe son superiores a los de la Nación, los índices de crecimiento económico que rondan, durante 4 años consecutivos, en el 10% en esta provincia, también son superiores a los de Nación; pero también son superiores los índices de trabajo en negro que están en el 46 %, mientras que los de Nación rondan el 42%.

 

                        De su planta de personal solamente 50 trabajadores son encargados de hacer las inspecciones en las empresas, no existe ningún personal propio que realice tareas de inspecciones en seguridad e higiene. Los 12 cargos que cumplen la función de inspección en dicho rubro surgen de un convenio firmado entre la Secretaría y la Superintendencia de Riesgos de Trabajo de la Nación. En el fondo están siendo subvencionados por las A.R.T. y la función que cumplen es la de realizar las inspecciones de los lugares de trabajo para controlar si están cobrando las primas correctas.

 

                        Ha quedado claro con lo expresado anteriormente que hasta ahora salir del modelo de los ’90 es sólo un discurso que no se expresa en los organismos del estado. Al contrario, se siguen reafirmando las políticas del “piloto automático”; que significa “no hay que controlar, el mercado lo va a resolver”. El famoso dicho popular “roban, pero hacen” se traduce con la política de la Secretaría de Trabajo en “dan trabajo, no importa si es en negro”.

 

                        Desde el Bloque del ARI hemos presentado modificaciones a la Ley de Secretaría de Trabajo, que nunca fueron debatidas ni formaron parte de la agenda del oficialismo, que tampoco presentó iniciativas en este sentido. Los puntos más sobresalientes de los cambios que el estado provincial debería llevar adelante en materia laboral serían:

·        Otorgar rango ministerial  a la Secretaría de Trabajo.

·        Desarrollar un área específica de control de policía del trabajo, dotando a la Secretaría de personal idóneo en cantidad y en calidad para que el control se pueda realizar en forma periódica y proporcional a al cantidad de establecimiento y puestos de trabajo a inspeccionar.

·        Desarrollar un programa de seguridad e higiene en el trabajo con políticas de capacitación a los trabajadores con control de las normas de seguridad y con la posibilidad de firmar convenios con universidades para el desarrollo del mismo.

·        Intervenir directamente en el desarrollo de fuentes y puestos de trabajo.

·        Estimular al empleo formal bajo el régimen de Ley de Contrato de trabajo disminuyendo el régimen de monotributos.

·        Desarrollar una política que controle el fraude laboral que se produce en los encuadramientos sindicales.

·        Articular con educación los contenidos de enseñanza media y superior con las necesidades de los mercados de trabajo existentes en la provincia.

 

                        El presupuesto que hoy vota la legislatura consolida la política que se diseñó en los ’90, no se reflejan los cambios productivos ni las necesidades de la intervención del Estado en el crecimiento de la precariedad laboral.

 

                        La Provincia de Santa Fe es una de las cuatro que expresan claramente superávit en su presupuesto que hoy es de 300,5 millones de pesos; es la provincia que alcanza el nivel más alto de superávit, por lo tanto, no es por falta del mismo que no se mejora la estructura y el funcionamiento de la Secretaría de Trabajo; sino por falta de una real decisión política de fortalecer una herramienta que ayude a la distribución de la riqueza y que la misma llegue en cantidad y en calidad en cuanto a sus condiciones de trabajo a quienes las están generando, que son los trabajadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: