LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

El Luna Park, un símbolo que ya es monumento histórico nacional

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 17, 2007

Por allí pasaron los más grandes boxeadores. Y figuras como Troilo o Sinatra.

MONUMENTAL. EN NOVIEMBRE DEL AÑO PASADO, LA TEMPORADA LIRICA DEL TEATRO COLON LLEGO AL LUNA. FUE UNA PUESTA ESPECTACULAR DE LA OPERA TURANDOT, DE GIACOMO PUCCINI. EN OCHO FUNCIONES, LA APLAUDIERON 32.000 PERSONAS.

Entre esa lona y las cuatro cuerdas, se conocieron Perón y Eva. Desde las gradas, en aquella Buenos Aires atravesada por calles de adoquines y tranvías, miles de alemanes, argentinos y austríacos agitaron esvásticas a comienzos de la Segunda Guerra. Por esos vericuetos subterráneos caminó Frank Sinatra antes de encandilarse con las luces y los gritos del escenario. Allí, un país entero lloró y veló a Carlos Gardel, Ringo Bonavena y Julio Sosa. El Luna Park, ese gigante de cemento símbolo de la argentinidad, desde ayer, es monumento histórico nacional.

No hicieron falta demasiados argumentos: “Con el Madison Square Garden neoyorquino y el Palais des Sports de París, el Luna Park constituye uno de los edificios más representativos de su época”, dice el decreto 123/07 de la Secretaría de Cultura de la Nación.

El Luna Park ya era un monumento histórico en el imaginario colectivo. Ahora, su declaración oficial significa que pasa a ser considerado de interés histórico por su representatividad socio-cultural para la comunidad. Eso implica que no podrá ser sometido a reparaciones, restauraciones ni ser modificado ni transferido sin la aprobación de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos. Además, queda libre de toda carga impositiva. Pero el Luna Park sigue siendo propiedad privada, por lo que nada de ésto significa que no pueda ser vendido.

Es probable que cuando el ex campeón de boxeo José Lectoure —luego seguido por su sobrio “Tito”— e Ismael Pace apostaron, en 1931, a alquilar un pedazo de tierra costera, no imaginaron que algún día sería un coliseo del deporte, del espectáculo, de la política, y hasta de la religión. Como un ritual, cada miércoles y cada sábado, el Luna fue testigo de la mística de los golpes de Monzón, de Gatica, de Nicolino Locche, de Horacio Acavallo. Y vio caer, como si fuera cierto que en cada golpe se les iba la vida, a los titanes Martín Karadajián y el Hombre Montaña.

Hubo de todo. Minado de banderas cruzadas por esvásticas, el estadio hasta fue un escenario nazi en el que miles celebraron la invasión de Alemania a Austria de marzo de 1938. Y deslumbraron desde Sinatra y Pavarotti hasta Troilo y Pugliese. Allí, Sui Géneris le dijo adiós a la música. Y fue anfitrión de Juan Pablo II en su viaje papal de 1982. Un sinfín de imágenes en blanco y negro que hablan de una historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: