LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Mina: por el solo placer de cantar

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 17, 2007

La cantante va de la música negra a canciones en español que editaría próximamente

La voz entera, inoxidable, única; el espíritu independiente, como siempre. Mina puede darse todos los gustos: no tiene nada que demostrar. Cuando hace casi 30 años se desembarazó del compromiso de recorrer escenarios para publicitar sus nuevos trabajos y decidió desaparecer de la vista del mundo, afirmó definitivamente su emancipación. De paso, ascendió un escalón más: ya era el gran ídolo, la indiscutible, la máxima estrella de la canción italiana; a ello sumó el misterio de la ausencia (una ausencia engañosa, porque desde su voluntario exilio artístico siguió enviando regularmente sus nuevas grabaciones). Como Greta Garbo, pero sin congelarse en una imagen fija. Salvo cuando resolvió interrumpir el retiro, como hizo con el concierto desde sus estudios de Lugano difundido en marzo de 2001 sólo por Internet (250.000 usuarios saturaron entonces las líneas) y que fue luego materia de un DVD, a Mina no se la vio (salvo en las formidables concepciones visuales, fotos trucadas, interpretaciones plásticas, ilustraciones) con que Mauro Balletti vestía y sigue vistiendo sus discos, pero se la leía y se la lee en su columna de La Stampa .

La última ocurrencia

Y se la escucha siempre, porque a las decenas de títulos que instaló en la memoria de sucesivas generaciones de oyentes suma a intervalos más o menos regulares nuevas creaciones. La última ocurrencia se llama Bau (sólo ella sabe por qué), y confía ocho de sus trece títulos al mismo dúo autoral: el que forman el cantautor boloñés Andrea Mingardi y el músico Maurizio Tirelli. No porque haya decidido rendirles homenaje como lo hizo en otros álbumes con Lucio Battisti, Enzo Jannacci, Renato Zero o los Beatles, sino porque así resultó: el único criterio que Mina sigue para elegir su repertorio es su gusto personal.

«Las canciones más bellas entre las muchísimas que le llegan; las que mejor la expresan», resume Massimiliano Pani, hijo y productor de la estrella.

Parece que todo comenzó con una llamada de Mina a Mingardi: «Encontré una cinta que me mandaste hace mucho tiempo. ¿Sabes qué es esta canción?», le dijo, refiriéndose a «Nessun altro mai». El la había olvidado. «Creo que fue Mina quien me la descubrió», confiesa. Y así -una canción lleva a la otra- fue naciendo el disco con el que la Tigra de Cremona circula por el territorio de la black music. «Me di un paseíto estimulante entre swing, rock, jazz, pop», contó en su columna cuando concluyó el registro. Y se explayó: «Después de casi medio siglo [48 años, para ser precisa] me sigue gustando tanto mi trabajo. Es como volver a casa. Abrir la puerta y sentirse protegido…»

Un misterio gozoso

Allí también habló de Mingardi: «Una potencia que da ganas de cambiar de oficio». Según dice, cuando entra él en «Datemi della musica», queda claro «que la cantante que lo precede es carente». Ella, claro.

Con este ánimo, por el placer de cantar, Mina recorre un programa que transcurre fluidamente del rhythm and blues de «Sull Orient Express», con la voz una octava abajo, al clima de club de jazz; del pop melódico («Mogol Battisti», todo un hit que debe de ser la primera canción dedicada a una dupla autoral a la onda retro años 50 y de ahí al cierre a puro soul de «Datemi…» Y aunque no falten las baladas a medida ni esas comedias cantadas que tanto la divierten (en este caso, una dedicada a un enamorado insistente cuyo título es bien claro: «Come te lo devo dire»), hay aquí y allá ecos del blues, del funk, del soul. Exactamente el terreno de Mingardi, un artista que no ha tenido aún el reconocimiento que merece, y que salió exultante de la experiencia. «Mina es un misterio -dijo-: un misterio gozoso por el modo en que encara las canciones. Para mí, trabajar a su lado fue como hacer el Tour de Francia con Lance Armstrong, sin pedalear.»

El álbum -que tuvo su preestreno en una línea exclusiva de celulares presentada en Italia por Nokia y que trepó de entrada al top ten y vendió más de 100.000 copias en sus primeras cuatro semanas- incluye un debut que es también un regalo para Mina: uno de sus temas, «Per poco che sia», fue compuesto por su nieto Axel Pani, que cursa economía, pero también canta y compone en un grupo estudiantil.

Bau fue editado cuando estaba en marcha otro proyecto. Porque la «Señora» suena bien en negro, pero también el español la favorece. Para marzo se espera un CD con versiones castellanas de creaciones recientes. Está descartada la participación de Almodóvar -que iba a dialogar con ella en «Parole, parole»-, pero en cambio se asegura que participarán El Cigala y Serrat. Es la respuesta a un reclamo imperioso del mercado hispanohablante, ha dicho Massimiliano: «Está Almodóvar, que la ha difundido por todo el mundo; hay cantantes de lengua española que recrean su repertorio y, otro testimonio más de la fidelidad de aquel público hacia ella, está el musical argentino ( Mina, che cosa sei? ), que también hemos aplaudido en Italia.»

Será, en fin, una muestra de gratitud. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: