LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Los caminos conducen a ARCO, por ALICIA DE ARTEAGA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 18, 2007

La 26ª edición de la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid, que cierra mañana sus puertas en el Predio Ferial Juan Carlos I, confirmó su voluntad de anticipar tendencias internacionales y ser auténticamente española

  MADRID.- Juana de Aizpuru tiene el pelo rojo con un batido de diez centímetros y una sonrisa que le atraviesa la cara como una fiesta. Su edad es lo de menos, lleva muchos años como galerista pero es la más joven en su libertad para elegir, apostar… y ganar. Su nombre viene a cuento porque fue la primera directora de ARCO cuando España despertaba a la democracia y le propuso al alcalde Tierno Galván, el que pasó a la historia por la “movida”, crear una feria de arte a la manera de las grandes capitales.

El pasado miércoles, durante la entrega de los premios a los coleccionistas, recibidos por Fernando Meana, el Museo Samsung y los Hoteles Silken, el alcalde Ruiz-Gallardón tuvo palabras elogiosas para las tres mujeres que cambiaron la escena del arte en la España de los últimos 25 años: Juana de Aizpuru, Rosina Gómez Baeza y Lourdes Fernández, la galerista donostiarra que ha tomado en sus manos las riendas de una feria que quiere ser definitivamente el puente que una América Latina con Europa.

Ya está confirmado que Brasil será el país invitado el año próximo y que en 2010 será la Argentina, cuando nuestro país celebre el Bicentenario de la República. La brillante gestión de Rosina Gómez Baeza casi veinte años al frente de ARCO ha dejado allanado el camino para que la galerista vasca haga lo que mejor conoce: lidiar con las galerías, poner los puntos sobre las íes, animar a los jóvenes y desafiar a los coleccionistas. Es la hora de las ventas. El cuerno de la abundancia que hace rato ha sonado en la España comunitaria debe llegar a las filas del coleccionismo. Como dice la galerista histórica Helga de Alvear, nada de comprarse un cochazo y decir que el arte es caro. Si se miran los muros de ARCO, están llenos de puntos rojos, una señal de venta en estéticas y soportes de lo más variados. Corea tiene su propio universo, ha desembarcado en Occidente y anotado puntos altos con la obra de U-Ram Choe, nacido en Seúl en 1970, licenciado en la Universidad de Chung-Ang, creador de una máquina con forma de criaturas (bichos, plantas) adaptadas a su entorno. Son criaturas vivas que se mueven y articulan con mecanismos eléctricos. Allí se detuvo, fascinado como muchos de los visitantes, el gran arquitecto británico sir Norman Foster, que es también un notable coleccionista. Si una lección queda de esta 26» edición de ARCO es la apertura mental del público y la diversidad de la propuesta expuesta. Lo intenso, lo último, está concentrado en el Black Box bajo la mirada rectora de Carolina Grau y Mark Olivier Whaler, director del Palais de Tokio de París, pero se extiende a todas las galerías. ARCO habla el lenguaje de la contemporaneidad, hasta tal punto que las buenas obras de comienzos del siglo XX, los modernos, las vanguardias históricas y los primeros informalistas resultan por momentos anacrónicas. Hay mucha fotografía, enormes telas, instalaciones, video por todas partes, objetos y muchas obras que registran la obsesión de los artistas contemporáneos por cruzar la línea del rótulo, evitar las clasificaciones y producir un arte híbrido. Este es el caso de Susy Gómez (en Soledad Lorenzo), una artista que hace fotos intervenidas de inspiración fashion , pero de pronto irrumpe con una escultura que es un abrigo de metal sólido como un guerrero chino. Hay ciertos nombres que se repiten y nos recuerdan que estamos en la aldea global, como el británico Julian Opie (1958), presencia recurrente, una suerte de icono de factura industrial y rebote publicitario. Sus obras valen entre 30 y 60.000 euros, y se venden como pan caliente. Lo último son los LCD ( liquid cristal display ), animaciones de pantalla de plasma listas para colocar en el living de la casa: en el interior una muñequita Opie que mueve las caderas al ritmo de una música imaginaria.

Algunos nombres para recordar: Stephen Conroy, pintor figurativo que ha colgado la Marlborough entre una obra del cubano Kacho y un Bacon de 9 millones de dólares. Conroy tiene una calidad pictórica fuera de lo común, sus obras son retratos de seres comunes, de obreros de Glasgow, tiene la carga de humanidad que reconforta frente a la banalidad de las obras del británico Damien Hirst, sus cabezas de vaca en formol que se cotizan en 1,2 millón de euros en una galería mexicana. ¿Alguien pagará por ellas?

Del Uruguay llegó Jorge Castillo, de Galería Sur, con un guión curatorial que busca hilvanar la abstracción en su país con las obras de la Escuela del Sur liderada por Torres García.

Orly Benzacar con Ballesteros, Macchi, Reinoso, Ferrari, Porter, Siquier, De Caro, Flavia Da Rin, Mondongo mantiene alto el prestigio de una galería que siempre pisó fuerte en ARCO.

En tren de balance, todavía en borrador, ARCO 2007 es una feria de transición, quiere acortar la distancia con América Latina y fortalecer el coleccionismo español. La apuesta más fuerte es por el arte contemporáneo con una estética en la manera de exhibir que, como decía María Corral, curadora de Venecia 2005 y ex directora del Reina Sofía, “demuestra que los galeristas españoles han aprendido el secreto de sus pares internacionales”. La presencia de Corea ha sido despareja. Lo más importante es sin duda la muestra del padre del video arte, el coreano muerto en 2006, Nam June Paik, que exhibe en la Fundación Telefónica en el espacio de la Gran Vía. En su stand de ARCO, Telefónica muestra la obra de la argentina Gaetano, un objeto amorfo símil piel que late como si tuviera vida. Interesante la obra de Sookyung Lee que reconstruye con piezas rotas cerámicas tradicionales, pero casi nadie escapa a la uniformidad de ciertos tópicos previsibles que colocan al arte en una línea de flotación: la crítica a una sociedad que, al consumir, se consume. Voyeurs en el Prado

Por primera vez en su historia, el Museo del Prado ha colgado de sus paredes la obra de un artista contemporáneo. El proyecto, audaz y revolucionario, se llama Making Time y es una instalación de once fotografías del alemán Thomas Struth ubicadas estratégicamente en diálogo con las obras maestras del museo que está a punto de inaugurar la ampliación de Rafael Moneo, que duplicará al menos los metros de exposición con tres grandes salas temporarias, auditorio y cafetería. Las imágenes fueron tomadas por Struth en los últimos veinte años en muestras de diferentes museos mientras el público miraba las obras, es la actitud del voyeur que pasa de observador a ser observado. Este contrapunto entre la foto y el cuadro encuentra su máxima expresión frente a Las meninas de Velázquez, que a su vez, en su barroca concepción, encierra un cuadro dentro del cuadro: están las meninas en primer plano, los reyes que observan detrás de la puerta y el pintor frente al caballete. En el juego de Struth hay un grupo de estudiantes que forma una coreografía y un observador que toma nota. O la foto tomada a La libertad guiando al pueblo de Delacroix durante una muestra itinerante en Japón enfrentada a la colosal pintura de los fusilamientos de Goya. Impulsado por Miguel Zugaza, director del Prado, que antes dirigió el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Making Time de Struth resulta una de las visiones más reveladoras de la sobreoferta de arte que acompaña a ARCO en los museos madrileños. La imagen de la contemplación de la contemplación en las fotos del alemán convierte en actor al observador y registra el fenómeno instalado a fines del siglo XX cuando el museo pasó de ser el reservorio del patrimonio a centro de esparcimiento, para consagrar la alianza que los norteamericanos sellaron con art & leisure.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: