LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

LO DEL PAPA UNA “REAL CARGADA”

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 19, 2008

 Fuentes seguras del Vaticano dijeron ayer a que Benedicto XVI desea intensamente viajar a fin de este año a Argentina y Chile, donde ha sido invitado por las presidentas Fernández de Kirchner y Bachelet, para presidir las celebraciones por el 30mo. aniversario del comienzo de la mediación de Juan Pablo II, quizás el más grande éxito diplomático y humanitario de la Iglesia en el último medio siglo.

No se puede mostrar la imagen “https://i1.wp.com/www.clarin.com/diario/2008/01/19/thumb/t010dh01.jpg” porque contiene errores.

Una frase de la presidenta chilena reavivó el tema ayer, al decir Bachelet: “hemos invitado al secretario de Estado vaticano (Tarcisio Bertone) a venir a la celebración y, quién sabe, en una de esas nos sorprende el Papa y viene también”.

Los principales colaboradores de Benedicto XVI comparten el deseo pontificio de viajar a nuestro país y Chile, dos países católicos muy importantes para el Vaticano. Pero la decisión final, dijeron las fuentes vaticanas, no podrá adoptarse “hasta el segundo semestre del año”.

El Papa Joseph Ratzinger está por cumplir 81 años el 16 de abril. Se lo ve muy bien de salud. Atento, con los reflejos de un hombre con diez años menos de edad, un físico y un intelecto que lucen intactos. Pero el equipo de médicos que lo asisten tienen sus prevenciones. Benedicto XVI sufrió hace más de quince años dos pequeños derrames cerebrales que no dejaron consecuencias pero revelaron una cierta fragilidad.

Su médico personal, alemán, está contento por cómo el Papa se cuida en su alimentación y su actividad. Pero aunque el hombre se administra, es siempre un anciano con antecedentes que obligan a tomar precauciones.

Una de ellas, según los médicos, consiste en eludir viajes largos para evitar al pontífice las fatigas del avión, el cambio en los husos horarios, las variaciones bruscas de temperaturas y alturas, los encuentros con las multitudes y la ristra de audiencias en las giras apostólicas.

El 19 de abril Benedicto XVI iniciará el cuarto año de su reinado y hasta ahora hizo un solo viaje largo, a Brasil. Este año tiene previsto ya dos giras que incluyen prolongados traslados en avión. En abril viajará a Washington y Nueva York. En julio irá a Sidney, Australia, para presidir la Jornada Mundial de la Juventud.

Un tercer viaje en 2008 a la Argentina y Chile debería llevarse a cabo en diciembre. El 22 de ese mes, en 1978, Juan Pablo II ofreció sus buenos oficios cuando la guerra entre los dos países, que padecían sendas dictaduras militares, parecía inevitable.

El Papa tiene que realizar una intensa actividad en la segunda quincena de diciembre por las fiestas de fin de año. No deja de ser un problema que a las fatigas de la visita al extremo sur latinoamericano se agreguen las habituales ceremonias religiosas y otras actividades en el Vaticano, que todos los años ponen a prueba físicamente al pontífice para Navidad y Año Nuevo.

Los médicos quieren en primer lugar ver cómo responde el físico de Joseph Ratzinger a los esfuerzos de los viajes a Estados Unidos y Australia. “Pero tienen en cuenta también la voluntad del Santo Padre de hacer lo posible por viajar a la Argentina y Chile”, dijeron en el Vaticano.

Para la Iglesia “representa una victoria espiritual inmensa” celebrar el esfuerzo titánico que fue para el joven Papa polaco Karol Wojtyla, de 58 años, elegido hacía solo dos meses, lanzar su iniciativa de paz y evitar la guerra entre dos países católicos; sostener la mediación en la que gran mérito tuvo el fallecido cardenal Antonio Samoré y lograr que se lograra un acuerdo final, firmado en el Vaticano en 1984, que ha cambiado el signo de las relaciones entre los dos países.

Juan Pablo II merecía entonces sin dudas el Premio Nobel de la Paz, pero sobre todo el agradecimiento eterno de los dos pueblos. Es profunda la huella histórica de aquella mediación y Benedicto XVI “hará todo lo posible”, dijeron las fuentes vaticanas , para estar presente en el recuerdo de aquella “hazaña de la paz” vinculada para siempre a la figura de Karol Wojtyla. “Si las circunstancias impiden ese viaje, no será por la voluntad del Papa”, concluyeron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: