LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Las Madres hicieron un desembarco simbólico donde funcionó la ESMA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 1, 2008

Ayer el edificio donde funcionaba la Escuela de Mecánica de la Armada, que sirvió como centro de detención clandestino durante los años de plomo, pasó a manos de las Madres de Plaza de Mayo. “Le decimos a los represores que les ganamos. No pudieron con nuestros hijos, no pudieron con nosotros”, consideró la presidenta del organismo de derechos humanos, Hebe de Bonafini. Las Madres realizaron ayer por la tarde el denominado “desembarco” de la Asociación en el espacio que les fue asignado para desarrollar un emprendimiento cultural.

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.inforegion.com.ar/archivos/imagen/ESMA400.310108.jpg” porque contiene errores.

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, destacó que “un lugar de horror se transforma en vida pura” en la inauguración simbólica del espacio de formación cultural que funcionará en el ex Liceo Naval, en el predio de la ESMA.

“Le decimos a los represores que les ganamos. No pudieron con nuestros hijos, no pudieron con nosotros”, dijo Bonafini y agradeció al ex presidente Néstor Kirchner que motorizara la transformación del principal centro de torturas durante la dictadura en un espacio recuperado para la memoria.

Las Madres realizaron ayer por la tarde el denominado “desembarco” de la Asociación en el espacio que les fue asignado para desarrollar un emprendimiento cultural, que dirigirá la cantautora Teresa Parodi, y en la que participan Renata Schussheim y Juan “Tata” Cedrón.

“Esta es la verdadera revolución. Construir escuelas, viviendas, transformar el lugar del horror, de torturas, de muerte, de entrega del país en vida pura”, señaló emocionada Hebe, quien se encargó de anunciar que el espacio cultural tendrá el nombre “Nuestros hijos”.

Parodi, por su parte, se definió como “una militante de la vida y la esperanza” y contó que aceptó dirigir el proyecto de talleres culturales “en nombre de los compañeros desaparecidos, para cambiar la muerte por vida”.

El edificio en el que funcionó el Liceo Naval es el primero en ser ocupado para el desarrollo de una las actividades previstas, que seguirán entre marzo y abril con el traslado del Archivo de la Memoria, que dirige Ramón Torres Molina, y del Centro Cultural Haroldo Conti, que estará a cargo de Eduardo Jozami, al ex Casino de Oficiales.

Torres Molina y Jozami acompañaron la inauguración de Madres, junto al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde; el diputado porteño y nieto recuperado por Abuelas, Juan Cabandié, y la coordinadora del Ente Tripartito de proyecto en la Esma, Judith Said.

También estuvieron la ex ministra de Economía Felisa Miceli y el abogado Sergio Schoklender, colaboradores de la Fundación de las Madres, quienes se mezclaron con las varias generaciones de militantes de derechos humanos que llenaron el edificio.

Hebe de Bonafini había llegado al acceso a la ESMA de avenida del Libertador poco antes de las 18 e ingresó por un inequívoco camino indicado por un cartel verde y azul, con el símbolo del pañuelo blanco, un sendero bautizado como “Calle de las Madres”.

Enlazada a los brazos de otras Madres avanzó los doscientos metros que separan el portón del ex Liceo Naval, sembrado de flores de papel de colores y soles con el símbolo del pañuelo en el centro, idea de Schussheim.

“Este es el triunfo de la sangre de nuestros hijos”, se le quebró la voz a Hebe antes de subir los escalones hacia el gran galpón que albergará los talleres de formación cultural, entre aplausos y el repetido: “Madres de Plaza, el pueblo las abraza”.

Hebe convocó entonces a “pintar la vida, porque le ganamos a la muerte” y salieron cientos de manos a dibujar en las paredes de lo que fue el hall central del Liceo Naval, flores y soles de colores. Uno naranja y amarillo con un pañuelo rojo en el centro, fue el de la presidenta de Madres.

En la pared de enfrente, Gabriel Laporte filmaba a sus hijos de 10 y 9 años, que pintaban con esmero sus flores en la pared. “Quiero que ellos conozcan la historia verdadera, que crezcan con la verdad”, que saben por el recuerdo de su tío desaparecido.

A pocos metros, Jorge, trabajador del Bauen recuperado compartía su vaso de pintura con Marta, una docente, con quien coincidió en darle color a las paredes como acto de “memoria y de vida para este lugar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: