LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Los estudiantes extranjeros se dejan cautivar por Buenos Aires

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 5, 2008

Llegan de lejos a estudiar y disfrutan de la ciudad mucho más que los porteños

Ellos no vienen a la Argentina para que los taxistas descubran su tonada particular y los “paseen” por media ciudad, ni para que en las ferias quieran venderles todo más caro, ni para comprarse ropa y regalos favorecidos por el cambio. Ellos, estudiantes extranjeros, son quienes llegan a conocer más de Buenos Aires que los argentinos mismos. Tienen tiempo y ganas. La unión perfecta para conocer la cultura más particular en esta ciudad sin límites.

Mientras miles de personas se alegran por dejar este verano sus trabajos o estudios en Buenos Aires, otros miles de turistas extranjeros vienen a conocer y estudiar su historia, su idioma y sus calles.

No se puede mostrar la imagen “https://i2.wp.com/www.lanacion.com.ar/anexos/imagen/08/781758.JPG” porque contiene errores.

“Buenos Aires es una gran galería de arte, porque con sólo caminar por los diferentes barrios uno siente que conoce distintas arquitecturas e historias y siempre en el aire está la estela del perfume porteño”, dijo Stefan Kohaer, un vienés que estudia y trabaja en Buenos Aires. Como él, muchos otros de más de 23.000 estudiantes se deciden por esta ciudad debido a la variada oferta cultural que presenta.

Hay muchos turistas que llegan después de embarcarse en un viaje sudamericano con el afán de involucrarse en este Sur que creen más revolucionario y pasional. Otros se revolucionan a sí mismos en la empresa de lograr hablar nuestro rico y vastísimo idioma. Muchos sólo vienen por turismo comercial y un buen bife de chorizo con papas fritas.

Para los primeros, que añoran conocer a fondo esta ciudad tan mística y cosmopolita, se abre un abanico repleto de colores y opciones.

“Para los que no entendemos mucho el idioma, el solo hecho de conocer los barrios, escuchar su música o ver su gente ya es un gran tour cultural”, dijo Juliana Infurnia, una brasileña en busca de conocer más sobre los argentinos.

“En Europa todo es perfeccionismo, en cambio aquí la gente es más libre y fresca. Se dejan llevar más por las pasiones que por la razón”, dijo Pierre Samuel Blanchard, un pianista francés que prefirió vivir en el sur del continente americano para aprender de nuestra cultura y poder sumarlo a su música.

“El Barrio Chino, el tango en La Boca y San Telmo, el museo Xul Solar y el de Evita, Recoleta y Palermo. Todo es parte de Buenos Aires y todo es muy interesante a nivel cultural”, dijo la alemana Lisa Mack.

Dania Gabriel es jordana y su marido, estadounidense. Viven en Buenos Aires y además de continuar estudios a distancia aprenden español y costumbres argentinas en un solo paso. “Slower, please”, dice Dania, pidiendo que le hablen más lento, antes de animarse a decir: “Buenos Aires es hermoso, es moderno y viejo a la vez; tiene una gran cultura”.

Muchos turistas averiguan en su vida porteña cuanto programa cultural gratuito exista: “Venir de afuera no quiere decir que tengamos para gastar mucho dinero. Averiguo los programas culturales que ofrece el gobierno y al Malba, por ejemplo, vamos los miércoles, que es gratis”, dijo Víctor Muvdi, un colombiano que estudia medicina en esta ciudad.

Todos los hostels de Buenos Aires están repletos de extranjeros de todos los continentes que vienen a estudiar carreras universitarias, a hacer intercambios y a estudiar español. Viven por varios meses y comparten cuartos, gastos y experiencia.

“Solíamos ir a hoteles, pero nos dimos cuenta de que ir a hostels, donde todos estamos en la misma condición, era mejor, porque siempre hay gente que sabe adónde ir y qué hacer”, dijo Paola Hurtado, una peruana que recorre Buenos Aires con la naturalidad de un porteño.

Libros y choripán

Una clásica choripaneada también es un hecho cultural. Las reglas de la academia donde los extranjeros estudian son simples: todo en español y cada cosa por su nombre. Hablan de cortes de carne, viajes, tareas y estudios. “Me siento muy cómoda y me divierto mucho aprendiendo el idioma de este modo, porque aprendemos las costumbres argentinas”, dijo Marina Morgan, una australiana que vive en medio de estos aires buenos.

San Telmo es uno de los barrios preferidos. El tango es el comodín y el as del mazo en las opciones culturales. Todo está unido. En los hostels y en las mismas academias de español los estudiantes pueden ser también aprendices de Gardel, mientras practican el corte, la refilada y la tijera.

Bicicletas en fila india recorren de “pe a pa” la ciudad. Circuitos guiados en español, con profesores especializados en espacios porteños, historia… “Conocer la ciudad pedaleando es fantástico. Cada curiosidad que tengo la pregunto en castellano y me encuentro sabiendo más de los porteños y del idioma”, dijo Mandy Raasch, estudiante alemana.

Amy es inglesa y junto con su novio, Alex, estudian en su país la historia de América latina. Después de aprender nuestro idioma, descubrieron aquí un mundo cultural único: “Buenos Aires tiene de todo un poco y más. Su gente, sus ideas, su arte, va de lo más fino a lo más popular, y eso es encantador”, dijo Alex.

Personas van y vienen por la calle Perú: vendedores ambulantes, peatones apurados que salen y entran en el subte, y en la esquina, una confitería histórica. En London City, Julio Cortázar escribió su novela Los premios, y en ella aparece una descripción exacta del lugar, de la gente y del movimiento de aquel presente. Alex es inglés y Ariana Souza, brasileña. Comparten su clase de español en ese café, sentados repasan los detalles de la novela y al mismo tiempo toman un cortado y comentan sus sensaciones. Se sienten como Cortázar y olvidan que están en clase.

Buenos Aires es un mundo, y del mundo lo vienen a conocer. Los estudiantes extranjeros conocen sus secretos y sus mejores tesoros, demandan cultura y en cada calle o vuelta de esquina hay algo que define lo porteño. Mi Buenos Aires querido ya es querido por muchos, y su magia queda intacta para disfrutar, a cualquier hora, cualquier día, en cualquier lugar. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: