LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

AFUERA LOS PIRATAS

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 9, 2008

Nalbandian y Acasuso vencieron en el dobles a Murray y Hutchins por 6-2, 7-6 y 6-0 en el Parque Roca y aseguraron la clasificación a cuartos de final (3-0). El rival en la próxima ronda, del 11 al 13 de abril, será Israel (como visitantes) o Suecia (locales).

No se puede mostrar la imagen “https://i1.wp.com/www.clarin.com/diario/2008/02/09/um/fotos/dobles.jpg” porque contiene errores.

El sábado es seguramente el día más esperado en las series de Copa Davis. Y Argentina llega con una cómoda ventaja de 2-0 frente a Gran Bretaña, y con la posibilidad de sellar hoy su paso a los cuartos de final. ¿Los encargados de cerrar este primer duelo del año? David Nalbandian y José Acasuso, una pareja que ya conoce de estos compromisos. Enfrente estaban Ross Hutchins y Jamie Murray, que salían a la cancha con la ilusión de estirar un día más la competencia. El Parque Roca esperaba ansioso, otra vez con un clima pesado y a medio llenar.

El viernes había sido perfecto para los comandados por Alberto Mancini, y eso le permitió a Nalbandian, líder indiscutido del equipo, estar también en el dobles. Su compañero era el Chucho, quien estuvo peleando palmo a palmo con Agustín Calleri para ser singlista. El partido comenzó y los británicos no tuvieron dificultad para llevarse el game con su saque. Después le tocó el turno a Acasuso y también lo defendió sin sobresaltos. Rápido y en el momento justo, apareció Argentina y le quebró a Hutchins en la primera oportunidad que tuvieron. No solo festejaron los que coparon las tribunas, sino también el Luli que ya veía a sus dirigidos metidos en el match.

El cordobés era el responsable de confirmar el quiebre, y de qué manera lo hizo: cerró el juego con un globo de revés que pasó por encima de Murray y bajó a centímetros de la línea. Una joyita para ir calentando las manos con los aplausos. Los games cada vez se hacían más parejos y tomaban una importancia incalculable. Murray sostuvo de nuevo el suyo para acortar la ventaja a 3-2. Le llegó el turno a Acasuso y los locales sufrieron su primer sobresalto. Los europeos tuvieron la chance de quebrar, pero el misionero metió un ace oportuno. Luego, otro saque ganador del Chucho les dio el game y volvieron a respirar. Hutchins tenía la obligación de revertir lo que pasó cuando sirvió en el tercero, pero no pudo. Argentina aprovechó la formación más débil de los rivales para ponerse 5-2 y a tiro de conseguir el set. Y como antes, Nalbandian tenía todo en sus manos para encaminarse a la victoria. Y él, acostumbrado a asumir la responsabilidad, no falló.

Lejos de relajarse, Nalbandian y Acasuso empezaron el segundo muy enchufados. Primero el Chucho se movió rápido en la red y ganó el punto con una buena volea. Para no quedarse atrás, David reaccionó y de sobre pique metió otro globo magistral. Tuvieron tres break point, y no pudieron aprovecharlos. Y después los británicos también estuvieron cerca de quebrarle al misionero, pero otra vez su servició lo salvó cuando estaba contra la pared. Y el cordobés demostró que estaba despierto con un cruce en la red que liquidó el game. Un comienzo parejo, muy diferente a lo sucedido ayer en los singles. Como en el set inicial, a Hutchins le pesó la presión y los argentinos no dejaron pasar la oportunidad. El cordobés metió una devolución de revés perfecta y pasaron al frente 3-1.

Nalbandian y Murray eran los líderes y de ellos dependía mayoritariamente la suerte de cada pareja. Ambos defendieron su servicio para quedar 3-2 arriba los locales. Acasuso hizo lo suyo y le volvió a caer toda la responsabilidad a Hutchins. Esta vez, el 88 del ranking mundial, no se equivocó y cerró el game sin perder un solo punto. Por primera vez en el partido se quedó con su servicio. Eso no solo les dio tranquilidad, sino que también ganaron confianza. Le tocó sacar a Nalbandian y unos minutos de desconcentración jugaron una mala pasada. El dobles británico sacó provecho de esa situación y logró igualar 4-4 el set. Siguió el desconcierto y Murray puso al frente a su equipo por primera vez en el encuentro. Ahí, apareció Acasuso y también el público. Los cantitos y los aplausos para los argentinos se hicieron dueños del Parque Roca. Cada uno aguantó su saque hasta llegar al tie break.

En la definición, la pareja local se despertó y arrancó con todo. Llegaron a estar 6-4 y no lo pudieron cerrar. Luego, la chance la tuvo Gran Bretaña con dos set point y tampoco tuvieron suerte. Se pasaban las oportunidades y ninguno conseguía el set. El clima era sumamente tenso y los mini quiebres ya no eran moneda corriente. Cada uno defendía a muerte su servicio. Hasta que Argentina quedó 12-11 después del saque de Nalbandian, y le llegó la presión a Murray. Buena defensa de los comandados por el Luli y un error crucial de Hutchins les dio el set a David y José: dejó una volea en la red y generó el salto instintivo de Acasuso pidiendo el aliento del público.

Pasó el temblor del segundo set y Nalbandian regresó con todo a la carga. Salió decidido a no sufrir otro quiebre y así lo hizo. Hutchins, todavía golpeado por haber desperdiciado tantas chances en el parcial anterior, no empezó bien y le rompieron el saque. Tanto había amenazado la lluvia durante toda la serie, que finalmente cayó un chaparrón de golpe cuando estaba Argentina 2-0 y con ventaja. Pero cuando se reanudó cuarenta minutos más tarde, todo continúo de la misma manera. Ni la lluvia frenó a la pareja local que rápido se puso 3-0 con otro saque formidable de Acasuso. Y después del cambio de lado, Murray sufrió una vez más un quiebre y ya los locales se encaminaban a un triunfo categórico. Nalbandian cumplió y decretó el 5-0.

Con todo a su favor, fueron en busca del final de la serie. En la primera pelota Nalbandian metió un derechazo imposible de parar. Luego, los británicos se pusieron 40-15, pero se apagaron automáticamente y los argentinos apretaron los puños para liquidarlo. Un toque mágico de Acasuso y el “Chucho, Chucho” bajó de las tribunas. Los visitantes resistieron hasta el tercer match point, y ahí con un Nalbandian agresivo cerraron el partido y la serie.

No hubo sorpresas y Argentina avanzó a los cuartos de final con comodidad. Se sabía que Gran Bretaña poco iba a poder hacer en el polvo de ladrillo, y los muchachos de Mancini no defraudaron. Nalbandian y Acasuso jugaron por momentos un gran tenis, y en otros aprovecharon los errores de Murray y Hutchins. Ya están un paso más cerca de la Ensaladera de Plata. Ahora, a descansar y a esperar el rival que saldrá del duelo entre Israel y Suecia. David y compañía hicieron su trabajo a la perfección y vuelven a ilusionar con poder quedarse, de una vez por todas, con la Copa Davis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: