LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Archive for 24/03/08

Hernández presenta “Lluvia”

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

La reconocida directora de cine propone en su última película el encuentro íntimo, fugaz y transformador, en una Buenos Aires lluviosa, de dos personas golpeadas por la soledad y la ausencia afectiva. El film está protagonizado por Valeria Bertucelli y Ernesto Alterio.


En “Lluvia”, una película protagonizada por Valeria Bertucelli y Ernesto Alterio, la cineasta Paula Hernández propone el encuentro íntimo, fugaz y transformador, en una Buenos Aires lluviosa, de dos personas golpeadas por la soledad y la ausencia afectiva. “El agua es traslúcida, pero al mismo tiempo distorsiona la visión, y esto es lo que les pasa a los personajes, porque ellos pueden ver o dejar ver ciertas cosas, aunque hay algunas que están frente a sus ojos y por su estado anímico no las pueden ver”, dijo la autora en relación al papel dramático que la lluvia tiene en su filme.

La directora de “Herencia”, otra película de tono intimista, explicó que su intención era describir la intensidad de un encuentro breve pero potenciador, porque “aunque los personajes se encuentran por casualidad y se unen por poco tiempo, ambos salen modificados”.

“Es interesante encontrar a alguien con quien poder construir a largo plazo, pero en el caso de este encuentro es diferente, porque hay algo de la intensidad en ese momento fugaz que es muy valioso y potenciador”, afirmó Hernández, que contó con la producción de Patagonik.

Y opinó que “quizás por que son tan cortos, este tipo de encuentros te dan una libertad que tal vez no tenés en otro momento: la libertad de poder ser otro y mostrar lo que quieras de vos en ese momento”.

La película transcurre durante tres días en una Buenos Aires lluviosa, donde Alma (Bertucelli) y Roberto (Alterio) se cruzan inesperadamente en medio de un embotellamiento de tránsito.

Alma se acaba de separar del hombre con el que compartió diez años de noviazgo y deambula por la calle en su auto, al que convirtió en un hogar temporal. Roberto, en tanto, llegó al país desde España tras casi 30 años de ausencia, a raíz de la muerte de su padre, que le dejó un departamento y muchos recuerdos difíciles de digerir.

“Creo que el de Roberto es un agujero emocional más difícil de llenar que el de Alma, pero en ambos casos hay un punto de soledad y necesidad donde pueden reconocerse y funcionar como un espejo el uno del otro”, explicó Hernández.

La cineasta, autora además del documental “Familia Lugones”, sobre la nieta de Leopoldo Lugones, recordó que para escribir el guión de “Lluvia” se inspiró en algunas situaciones personales, “pero básicamente en ciertos estados anímicos vinculados con la soledad y un desconcierto generacional muy presente entre los treintañeros”.

En relación a la lluvia, su presencia e importancia en el relato y la imagen del filme, Hernández señaló que “más allá de su connotación romántica y melancólica, la lluvia es una metáfora pero por otro lado incide sobre los personajes.

El encierro, la incomodidad y el agobio que produce el agua también modifica a los personajes”. “Hubo dos cosas en paralelo, porque a mi me gusta mucho la fotografía y mientras escribía el guión sacaba fotos para tratar de encontrar el lenguaje visual de la película. A partir de ahí surgió la lluvia como una forma de elemento que permitía el uso de los fuera de focos, la distorsión y algo que no termina de estar definido”.

Si bien acepta que su película tiene muchos puntos en común con títulos como “Viernes a la noche”, de Claire Denis, “Breve encuentro”, de David Lean, y “Perdidos en Tokyo”, de Sofía Coppola, Hernández señaló que “lo que las unifican es la historia de dos personas que se encuentran y cortan el tiempo”.

“Lo que los une es básicamente la brevedad y lo que se dan uno al otro. Eso es algo que los potencia y los transforma”, agregó la cineasta.

Posted in CINE | Leave a Comment »

“No se puede borrar la memoria por decreto”

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

La presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dialogó con los lectores en un videochat

 

Destacando más de una vez su pasado docente, Estela de Carlotto respondió con paciencia a las preguntas de los lectores. La opinión sobre Cuba, su posición respecto de las FARC y los secuestrados en Colombia, tanto como el relato del trabajo de las Abuelas, fueron algunas de las inquietudes que se abordaron en la videoentrevista.
Antes de despedirse resaltó que, pese a las diferencias que puedan existir entre las personas, “todos somos argentinos y tenemos que tirar para el mismo lado, para el bien del país.”

ESCUCHA LOS VIDEOS http://www.lanacion.com.ar/OPINION/destacado.asp?tema_id=93&nota_id=997093

Posted in ABUELAS | Leave a Comment »

Argentina fue atacada salvajemente en Madrid y salvó su vida de milagro

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

Poco después de asaltarla en la avenida Monforte de Lemos de Madrid, el agresor se “autoinculpó”, por lo que inmediatamente fue detenido e internado en un psiquiátrico. Sin embargo, Blanca aseguró que su arresto no la ha tranquilizado y aún tiene “el miedo en el cuerpo” cuando sale a la calle.

Alrededor de las 14.30 horas, Blanca volvía a casa después de su jornada laboral y su intención era cruzar la carretera para entrar en el metro cuando, repentinamente, recibió “un mazazo en medio del cráneo” y, sorprendida, se giró para poder comprobar lo que había sucedido.

Antes de que pudiera ver a su agresor, recibió otro golpe “en la nariz”, que le provocó una herida que “no paraba de sangrar”. Según recordó, fue en ese momento cuando distinguió por primera vez al hombre que la golpeaba. “Tenía una cara de odio”, rememoró Blanca, quien no olvida que el hombre no paraba de repetir que quería matarla.

El agresor continuó golpeándola mientras ella pedía “auxilio” por lo que varios ciudadanos, tanto “españoles” como “extranjeros”, acudieron en su ayuda sin pensarlo. Una mujer que viajaba en un coche con su hijo se bajó y avisó “a la policía”, algunos llamaron al Samur para que la atendieran y pararan las grandes hemorragias de sangre y otros retuvieron al agresor para que no se pudiera marchar.

Después de lo sucedido, Blanca se quedó “sin conocimiento”, ya que había perdido mucha sangre tras la brutal agresión. También confirmó que, mientras se encontraba inconsciente en el suelo, su agresor siguió pegándola con la barra hasta que la gente fue en su auxilio.

Cuando llegó la ambulancia del Samur, los sanitarios le realizaron “las primeras curaciones” y le comentaron que debían trasladarla al hospital de La Paz. Blanca en un principio, por temor a las represalias, no quería acudir al hospital, pero la policía le comunicó que su agresor había sido detenido, hecho que la tranquilizó.

Una vez recibida la asistencia médica necesaria, acudió con el “informe médico” en mano a la policía judicial donde le tomaron declaración para que “directamente” acudiese al juzgado. Además comentó que fue citada el pasado 17 de marzo por el Juez y el Forense para que le realizasen el posterior “reconocimiento”. Finalmente, el agresor de Blanca se “autoinculpó” de la agresión, por lo que fue detenido e internado en el “psiquiátrico de lo penal”.

Posted in NOTICIAS LATINAS | Leave a Comment »

Actos de repudio a 32 años del último golpe

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

24 de Marzo - 32 Aniversario

El acto central en el Día de la Memoria se llevó a acabo en el edificio de la ex ESMA, donde funcionó el más terrible centro de detención y torturas y convertido hoy en Museo de la Memoria.

Se llevó adelante una ceremonia interreligiosa, como centro de una serie de actos que se realizan en todo el país.

Por otra parte, encabezados por Abuelas y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, miles de integrantes de organismos de derechos humanos, sociales y políticos comenzaron a marchar esta tarde hacia la Plaza de Mayo para conmemorar un nuevo aniversario último golpe de Estado militar.

Allí, las agrupaciones tienen previsto realizar un acto y leer un documento consensuado, a través del cual reclamarán el avance de los juicios contra represores de la dictadura, cuyo comienzo se cumplen hoy 32 años.

En este marco, Estela de Carlotto presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, fue distinguida por la Municipalidad de La Plata como “Abuela Ilustre” de la República de los Niños

Durante el acto, Carlotto aseguró que el 24 de Marzo “es el día en el que la memoria se pone más fuerte y se profundiza para recordar una fecha nefasta que nos agobió a todos los argentinos por igual”.

Por su parte, la embajada argentina en Montevideo rindió homenaje a los uruguayos víctimas de la dictadura en Argentina (1976-83), y reiteró el compromiso de enjuiciar y condenar a los responsables de esos crímenes.

VERDAD, JUSTICIA Y NUNCA OLVIDO.

CASTIGO A LOS CULPABLES Y COMPLICES

Posted in ABUELAS | Leave a Comment »

Estela de Carlotto: “30 años es una barbaridad para esperar justicia”

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

Estela de Carlotto

En este sentido, señaló que las personas que “se reúnen para decir que estuvo bien que se mataran a 30 mil personas, no son criminales”, sino que se trata de “personas aisladas por la sociedad”.

Estela de Carlotto asistió a la ceremonia interreligiosa y luego se hará presente en el Congreso de la Nación para marchar desde allí hasta Plaza de Mayo, junto a agrupaciones de derechos humanos, docentes y sindicales.

La titular de la agrupación Abuelas de Plaza de Mayo justificó la ausencia de la presidenta Cristina Kirchner en los actos para conmemorar a las víctimas del terrorismo de Estado durante el último gobierno militar. Carlotto sostuvo que interpreta la ausencia de la mandataria “como un recuperarse para seguir luchando por un país que sea digno”.

Posted in ARGENTINOS POR EL MUNDO | 1 Comment »

“Los miles de desaparecidos aún nos duelen a los argentinos”

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, rindió hoy homenaje a “todas las víctimas” de la represión en la Argentina y aseguró que “no hay inocentes y culpables”.

“Nadie mereció ser blanco del odio, los miles de desaparecidos aún nos duelen a los argentinos”, dijo el titular de la cartera de Derechos Humanos durante un acto que se realiza en el edificio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), donde funcionó uno de los tantos centros clandestinos de detención y tortura en la Argentina.

En este acto, Duhalde le rindió el homenaje del Estado argentino a “los hombres, mujeres y niños que fueron víctimas del terrorismo de Estado” durante el período de dictadura militar en Argentina y también a sus familiares y a la sociedad entera.

Por su parte, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, reclamó hoy que la Justicia “sea mucho más rápida” para resolver los juicios que se siguen contra represores en la última dictadura militar, al cumplirse 32 años del golpe que derrocó al gobierno de Estela Martínez de Perón.

Asimismo, pidió que los testigos “declaren una sola vez” y “no se los maltrate” en esas audiencias.

“Treinta años es una barbaridad para esperar justicia”, declaró Carlotto al participar del acto.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo restó importancia a la ausencia de Cristina Kirchner al señalar que la presidenta “se recupera” en su residencia de El Calafate “para que el país vuelva a ser digno”.

“La Pesidenta ha pasado cien días duros de gobierno, con muchos inconvenientes que le surgen”, dijo Carlotto.

“La ausencia la interpreto como un recuperarse para que el país vuelva a ser digno”, agregó.

El dirigente lavagnista Alejandro Rodríguez, vocero del ex ministro Roberto Lavagna, participaba hoy del acto, y difundió un comunicado en el que sostuvo que la defensa de los derechos humanos “está por encima de cualquier diferencia en una sociedad democrática”.

“Es necesario recordar, porque perder la memoria siginficaría quedarnos sin futuro, sin verdad y sin justicia”, sostuvo Rodríguez. Agregó que “la defensa de los derechos humanos está por encima de cualquier diferencia en una sociedad democrática”.

//

Posted in Justicia | Leave a Comment »

Los nuevos habitantes de la ESMA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

Los guías trabajan desde hace tres años y esta semana comenzaron a mudarse funcionarios y empleados del Archivo Nacional de la Memoria. Tensión, euforia, reparación son algunas de las emociones que les provoca este nuevo y peculiar ámbito laboral.

https://i2.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080324/notas/na03fo01.jpg

Andrés llegó a la ESMA hace tres años. Había militado en HIJOS sin ser hijo de desaparecido. Dice que lo que le hace el trabajo menos pesado es el contacto con los sobrevivientes. Y el tiempo. Hay días en que Sabrina tiene que ir a dormir la siesta para reponerse del día laboral. A veces le duele el cuerpo y a veces se pelea en el colectivo con cualquiera por cualquier cosa. Celeste asegura que se aprende a poner distancia, pero que ya no quiere ir al cine a ver películas que traten sobre la represión de la dictadura. Luz está feliz. Le parece “buenísimo” que la gente visite el lugar. Que se entere de lo que pasó ahí nomás y hace tan sólo 30 años. Ellos forman el equipo de guías del Espacio para la Memoria que funciona en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Todos lloraron, todos tuvieron pesadillas. Los sentimientos que genera el lugar no los asustan, de lo que tienen miedo es de, algún día, dejar de percibirlos.

En el edificio central de la ESMA, conocido como “cuatro columnas”, se armará en el futuro una exposición fotográfica sobre la historia de la represión en el país. El salón central, donde se colocará la muestra, espera la resolución de una licitación que permitirá que las tejas francesas dañadas por el granizo sean reparadas. En una oficina de esa construcción, los guías instalaron su bunker. En una mesa hay una maqueta del Casino de Oficiales que se usó en el fallido juicio al prefecto Héctor Febres, que apareció envenenado cuatro días antes de la sentencia. Hay también una bandera multicolor que dice “Peace” y afiches que convocan a diferentes homenajes a los desaparecidos. Y está el mate.

“La naturaleza del lugar es ambigua. Corren paralelas la alegría del sitio conquistado, que estás poblando, y la compañía que hacés a las almas que pasaron por acá”, dice Daniel Schiavi, en ese refugio armado dentro de la ESMA. El es el coordinador de los guías. Llegó al lugar en 2005 contratado por el gobierno porteño después de que la Armada desalojara los ocho primeros edificios. Tiene 51 años, dos décadas más que los que integran el grupo que dirige. Su tarea es conducir a los visitantes por los cuatro pisos del Casino de Oficiales, el sitio donde estuvieron “alojados” los desaparecidos.

El Casino, según el consenso al que llegaron los organismos de derechos humanos y el gobierno nacional y de la ciudad de Buenos Aires, permanecerá vacío e inalterado. Sólo se agregaron los carteles que intentan explicar lo que sucedió. El edificio ya se puede visitar, previa cita, y sólo se puede entrar allí en compañía de un guía.

Una rosa china y altos pinos enmarcan la entrada. El recorrido pautado empieza en el sótano, que era también el primer sitio al que eran llevados los detenidos: allí estaban las salas de tortura. En la planta baja está El Dorado, el gran salón donde los marinos planeaban los secuestros y asesinatos. Arriba está “Capucha”, donde los desaparecidos eran depositados, atados y vendados, en pequeños espacios de 75 centímetros de ancho por dos metros de largo y donde el techo a dos aguas, las vigas y la poca luz que entra por las aberturas permiten transportarse treinta años atrás. “Es en Capucha donde se toma real conciencia de que el contacto con el mundo exterior ya no existe más. La soledad es total. Debe ser lo más cercano al infierno”, dice uno de los panes con testimonios de sobrevivientes. El último piso es “Capuchita”, el altillo, donde está el tanque de agua y donde permanecían los secuestrados que habían ido a parar a la ESMA pero no “pertenecían” al grupo de tareas armado por Massera.

El Casino, su presencia y su historia se impone a todo aquel que ingrese al terreno, aunque sea sólo una pequeña porción dentro de las 17 hectáreas del futuro Espacio para la Memoria.

Las personas que trabajen en los otros edificios del predio ingresarán por el otro extremo del predio, para preservar del bullicio de la burocracia cotidiana el lugar en el que se torturó y se mantuvo a los prisioneros en condiciones infrahumanas de vida antes de asesinarlos.

“Cuando fui al Casino por primera vez subí a Capucha y aunque soy ateo me persigné. Parte del trabajo es tomar contacto con los testimonios y es duro. Es bueno compartirlo con un grupo de chicos de 30 años”, cuenta Schiavi. “Hay gente que no quiere venir a trabajar acá, pero cuando se fueron totalmente los militares fue una sensación de conquista, de plantar bandera. Fue una batalla invisible”, dice sobre el proceso de desalojo, que duró tres años.

La mudanza

En la ESMA hay clima de mudanza. Las calles interiores, amplias y arboladas, están desiertas y el lugar casi parece un pequeño pueblo fantasma. El edificio que ocupaba la Escuela de Guerra Naval tiene ahora un cartel que dice Archivo Nacional de la Memoria. Un obrero pasa y saluda, tubo de luz en mano. El piso todavía está sucio y los futuros despachos vacíos. Funcionarios y empleados administrativos están empezando, lentamente, a poblar el lugar.

“Acá estaba la escalera donde Martín Grass vio a Rodolfo.” Lilia Ferreyra, mujer del periodista desaparecido Rodolfo Walsh, señala a Página/12 un revestimiento de madera en el hall central del Casino de Oficiales. Es el sitio en que vieron al escritor herido, tal vez muerto, y que fue modificado por los marinos en 1979, en ocasión de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Lilia es asesora del Archivo Nacional de la Memoria y desde ahora la ESMA será para ella un escenario laboral. Su oficina estará lejos de la escalera que ya no está, estará lejos incluso del edificio al que la patota de Emilio Eduardo Massera llevó a Walsh. Pero estará en el mismo terreno. Para Lilia no es una carga, por el contrario. “La posibilidad de trabajar acá es importantísima. Es hacer realidad que este lugar de muerte ha sido recuperado para profundizar la causa de los derechos humanos y preservar la memoria de las víctimas del terrorismo de Estado”, asegura.

A nivel personal, las reacciones son diferentes. Más allá de la discusión política sobre el destino de los edificios que componen el predio de lo que fue el centro clandestino, hubo empleados que no se “bancaron” emocionalmente la posibilidad de convertir a la ESMA en su lugar de trabajo y pidieron ser derivados a otro sitio. “Pero hay quienes sentimos que es una reparación profunda y nos lleva a imaginar la sonrisa de nuestros compañeros desaparecidos por esto que se vive como un triunfo. Creemos igualmente que el área de ‘museo’, el Casino de Oficiales y el edificio de las cuatro columnas, que es el lugar más intenso de la Memoria, no puede ser alterada por la presencia cotidiana de trabajadores o de gente que pase con una carpeta bajo el brazo”, señala Ferreyra. “Estar en la ESMA –agrega– supone convivir con el testimonio implacable del pasado pero con plena conciencia de estar trabajando en el presente para ganar la conciencia de las generaciones futuras.”

María Prince es representante de la Nación en el órgano ejecutor de la ESMA. “Muchos de mis compañeros pasaron por acá. Tengo dos sensaciones permanentes. Por un lado es fuerte atravesar la reja todos los días. Pero también es una victoria. Me daría pena perder alguna de esas dos sensaciones. No es algo que se puede naturalizar”, coincide.

Eduardo Jozami es el director del centro cultural Haroldo Conti –dependiente del Archivo Nacional de la Memoria– que se levanta donde antes estuvo el anexo de la Escuela de Guerra Naval. El miércoles pasado, una docena de personas que trabajarán en el centro cultural llevaron sus cosas a la ESMA. “Por momentos parecía como una mudanza cualquiera. Bajar los muebles, subir cosas por las escaleras. Pero cuando terminamos nos pareció increíble. Algunos de los más jóvenes estaban eufóricos, aunque era una euforia sospechosa, había mucha emoción y también algo de tensión”, cuenta Jozami. Durante la última dictadura él estuvo preso. Su mujer fue secuestrada y llevada a “Capuchita”, el altillo del último piso del Casino de oficiales. Estuvo en la ESMA 16 meses.

“Es raro caminar por ahí porque si bien tiene marcas militares, no es un lugar desagradable, las calles son grandes, hay muchos árboles… es una sensación extraña. Yo lo vivo con una responsabilidad muy fuerte y es, en un sentido, gratificante. Poder estar en la función pública trabajando en estas cosas es gratificante, por lo menos para los que pensamos como nosotros y tenemos estas historias”, dice y se le quiebra la voz. Se acuerda, comparte, de los días en prisión y de la sensación de creer que nunca más iba a volver a ver a su mujer.

//

Posted in DERECHOS HUMANOS | Leave a Comment »

Con audiencias públicas y supremas

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

https://i2.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080324/notas/na10fo01.jpg

 

No será un teatro, pero se le parecerá. El escenario: la majestuosa sala de audiencias de la Corte Suprema. La idea es que allí los funcionarios den cuenta de sus actos, que los ciudadanos expliquen sus reclamos, o simplemente vean y escuchen, que den la cara las empresas, que participen las organizaciones no gubernamentales y que los jueces supremos pregunten con libertad. Así serán las audiencias públicas que el máximo tribunal implementará en forma sistemática a partir de este año. Para ellas reservará los grandes casos y, en especial, los que despierten fuerte interés en la sociedad. Sus señorías ya discuten qué expedientes tendrán prioridad. Llevan la delantera causas sobre la extracción compulsiva de sangre a posibles hijos de desaparecidos, las facultades de la AFIP para embargar sin orden judicial, la dolarización de las tasas de aeropuerto, la validez de los decretos de necesidad y urgencia, el ajuste por inflación y hasta la libertad de prensa.

La Corte argentina quiere parecerse a la de Estados Unidos. Al menos eso es lo que desean algunos de sus miembros, empezando por el presidente, Ricardo Lorenzetti. Aspiran (a largo plazo) a que el tribunal deje de tener miles de causas y algún día se quede con ochenta o cien asuntos de trascendencia política, constitucional o institucional. También tienen en mente borrar la imagen de los pactos oscuros y las sentencias parciales y viciadas (por intereses económicos y/o políticos) que dejaron de legado la década del noventa y parte de este siglo también.

A eso apuntaban el año pasado cuando firmaron una acordada que oficializaba un régimen de audiencias públicas, una experiencia transitada hasta ahora sólo con algunas causas sueltas, como la del Riachuelo y la de las cárceles bonaerenses. “Permitirá poner a prueba directamente ante los ojos del país la eficacia y objetividad de la administración de justicia que realiza este tribunal”, decía la resolución.

El ADN supremo

Los jueces sabían de qué hablaban. No es casual que entre los debates con chances de ir a audiencia pública esté el de la extracción compulsiva de sangre para comprobar la identidad de posibles hijos de desaparecidos. En 2003, cuando seguía en pie la mayoría automática, la Corte tuvo que resolver el caso de Evelyn Vázquez, una joven que sólo aceptaba hacerse las pruebas genéticas a condición de que no fueran utilizadas para juzgar a su apropiador. Por aquellos días, sin embargo, era mucho menos frecuente ver por los pasillos cortesanos a los abogados de la chica que a los del staff del estudio Anzorreguy, que custodiaba los intereses de la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, y de sus dos hijos adoptivos, cuyo origen aún es un enigma y deberá ser resuelto por la Corte.

Así las cosas, la Corte falló a favor de Evelyn Vázquez y contra el reclamo de las Abuelas de Plaza de Mayo. “Si ella no quiere conocer su verdadera identidad el Estado no puede obligarla a investigarla”, decía la postura mayoritaria, que apoyaron incluso dos supremos que siguen en funciones: Enrique Petracchi, que en otros fallos se pronunció a favor de derribar todos los obstáculos para juzgar a los represores, y Carlos Fayt, que en un comienzo había hecho un voto proclive a los estudios genéticos (al menos en ciertos casos) y cambió sorpresivamente de rumbo.

El caso de los hijos de Noble estuvo en la Cámara de Casación, que avaló lo que ellos pedían: hacerse un examen genético sólo para contrastarlo con el ADN de los familiares de desaparecidos que son querellantes. Como siempre, la última palabra será de la Corte, que, antes, prefiere fallar en cualquier otro expediente similar. El elegido, el que incluso podría ir a una audiencia pública, una instancia capaz de suavizar cualquier suspicacia, es el de Emiliano Prieto, criado por un suboficial de la Marina. Las Abuelas creen que nació en cautiverio, igual que su hermano de crianza. En 2000 la Justicia le había ordenado presentarse en el Banco Nacional de Datos Genéticos del Hospital Durand, pero se negó con el argumento de que se violaban sus derechos de “intimidad”, “integridad física, psíquica y moral”.

La discusión suprema está bastante complicada. Ya se sabe lo que opinan Fayt y Petracchi. Juan Carlos Maqueda también: en “Vázquez Ferrá” fue el único que avaló la extracción compulsiva de sangre y su uso como prueba incriminatoria. Raúl Zaffaroni ya puso a circular un voto en el que descarta los test obligatorios de sangre pero admite métodos alternativos de identificación de ADN, como los análisis de cepillos de dientes, o pelos halladas en sábanas o almohadas. El único fin, dice, sería el derecho a la verdad, pero no una imputación penal. Ahora falta que se definan Lorenzetti, Carmen Argibay y Elena Highton.

Impuestos y decretos

AFIP. En un rubro bien distinto, la Corte podría llevar a su sala de audiencias un tema que toca a los contribuyentes: la facultad de la AFIP de trabar embargos a los morosos sin orden judicial. El órgano fiscal suele tomar esa medida antes de que se inicie el juicio fiscal y mucha gente suele encontrarse sorpresivamente con sus cuentas congeladas.

DNU. La atribución presidencial de dictar decretos de necesidad y urgencia se discute en varios expedientes del alto tribunal. Tal vez el más paradigmático sea uno que promovió la Asociación por los Derechos Civiles (ADC). Pero los jueces estarían pensando en fallar otro, bastante más engorroso y que podría llevarse a publicidad, donde está en juego la validez del decreto 883/02, que prorrogó la doble indemnización.

Tasa de embarque. A pesar de la pesificación de la economía, en 2002 el gobierno de Eduardo Duhalde autorizó que las tasas aeroportuarias siguieran dolarizadas. Cada vez que alguien toma un vuelo internacional tiene que pagar 18 dólares o su equivalente en pesos. Las asociaciones de consumidores iniciaron juicios y obtuvieron varios fallos favorables. Aeropuertos Argentina 2000 nunca los acató. En 2005 la Corte ordenó intervenir las cajas de Ezeiza y otras estaciones para retener la diferencia entre pesos y dólares recaudada ante la eventualidad de que un futuro fallo sobre el fondo obligue a devolverla. De rebote, se analiza la validez del decreto que autorizó el cobro en dólares, ratificado posteriormente por un decreto de necesidad y urgencia.

Ajustes. Desde la devaluación, el Gobierno se opuso a que las empresas ajusten sus balances por inflación. Las compañías se quejaron porque, decían, sus activos se vieron inflados artificialmente y esto las llevaba a tener que pagar más impuestos.

Libre expresión

En un juicio en el que el diario La Nación está acusado de desprestigiar a los integrantes del Cuerpo Médico Forense, la Corte debe definir si aplica la doctrina de la “real malicia” para proteger la “libertad de expresión” por sobre un eventual daño al honor. Lo que desató el pleito fue un editorial del matutino que estaba dedicado a la apertura de una investigación contra peritos oficiales por la presunta adulteración de sus dictámenes. El texto decía que juez Mariano Bergés había citado a indagatoria a “tres decenas de forenses” que estaban “sospechados del intento de encubrir con sus dictámenes los errores e irregularidades de otros colegas”. La Cámara Civil dijo que el diario había “emitido un juicio de valor apresurado e inoportuno”. La Corte, antes de opinar, no descarta poner el tema en su agenda de debates orales.

//

Posted in POLITICA | Leave a Comment »

Se realizarán actos en todo el país para recordar a los desaparecidos

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

A treinta y dos años del golpe militar del 24 de marzo de 1976, se realizarán actos recordatorios en todo el país. Desde las 14.30, los organismos de derechos humanos encabezados por las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y las Abuelas se concentrarán en la ciudad de Buenos Aires para marchar a la Plaza de Mayo. La Asociación Madres de Plaza de Mayo, liderada por Hebe de Bonafini, realizará un acto en la villa 15. El gobierno nacional convocó para las 10.30 a una ceremonia interreligiosa en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Además, habrá diferentes actividades en casi todas las provincias argentinas.

https://i1.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080324/subnotas/NA02FO10.jpg

– En el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, la movilización comenzará a las 14.30 en Piedras y Avenida de Mayo. Convocan Abuelas de Plaza de Mayo, APDH, Asociación Buena Memoria, CELS, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Hermanos de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia, H.I.J.O.S., Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Serpaj, entre otras. Las consignas son, entre otras, “Contra la impunidad”, “Juicio y cárcel común ya a todos los genocidas” y “Aparición con vida de Julio López”. Se pedirá celeridad en los juicios contra los represores, se reclamará por el juzgamiento de los ideólogos de la última dictadura y una mayor distribución de la riqueza.

– El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia –integrado por Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, Justicia Ya!, La Liga Argentina por los Derechos del Hombre y otros organismos de derechos humanos y agrupaciones de izquierda– marchará una hora después del Congreso a Plaza de Mayo bajo el lema “No a la impunidad de ayer y de hoy, basta de represión y patotas contra los que luchan”. Habrá reclamos de castigo a los asesinos de Carlos Fuentealba y Lázaro Duarte y por la aparición con vida de Julio López.

– La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación convoca al acto en la ex ESMA (avenida Del Libertador 8300) a las 10.30. Allí se realizará una ceremonia interreligiosa presidida por el párroco Domingo Bresci, el obispo metodista Aldo Echegoyen y el rabino Daniel Goldman. Posteriormente, se proyectará la película Victoria, que narra la historia de la hija recuperada Victoria Donda, del director Adrián Jaime.

– La Asociación Madres de Plaza de Mayo realizará un acto a las 17 en el Elefante Blanco, ubicado en Piedrabuena y Eva Perón, Ciudad Luz. Hablará su presidenta, Hebe de Bonafini, y se verá el cortometraje Misión Sueños Compartidos, que relata el proyecto de transformación del inmenso edificio. Además, se proyectará la película 30 años de vida venciendo a la muerte, un recorrido por la historia de la asociación desde la masacre de Trelew hasta la triple A y la dictadura.

– La juventud kirchnerista Compromiso K realizará un “escrache” al ex ministro de Economía de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz. La movilización comenzará a las 17 en Plaza de Mayo y llegará hasta el Kavanagh, donde reside el funcionario.

– El Movimiento Evita hará una manifestación a las 11, frente a la sede de la Sociedad Rural Argentina, en Plaza Italia, para “repudiar a Martínez de Hoz y a las minorías oligárquicas beneficiarias del modelo económico instrumentado por la dictadura”.

– En el municipio de Morón se conmemorarán también los 30 años de la fuga y del cierre de la Mansión Seré como centro clandestino de detención. Se realizarán durante todo el día distintas actividades. A las 9.30, tendrá lugar la Prueba Atlética por la Verdad, la Memoria y la Justicia –una maratón de 10 kilómetros–, y a las 13 un partido bajo el lema “A 30 años, fútbol por la Vida” al que asistirán actores como Pablo Echarri, Rodrigo de la Serna y el director de cine Adrián Caetano. Más tarde se proyectará un documental sobre el centro clandestino y el film Crónica de una fuga. Además, se presentará la obra Vic y Vic, que forma parte del ciclo Teatro por la Identidad.

– En La Plata, en el Palacio Legislativo ubicado en el predio de la República de los Niños, el intendente Pablo Bruera presidirá a partir de las 10 el acto de Actualización de la Muestra Permanente de las Abuelas de Plaza de Mayo.

– En Córdoba, una marcha partirá a las 18 desde la esquina de Colón y Cañada y llegará a la ex División de Informaciones de la Policía de la provincia (D2), uno de los principales centros represivos de la dictadura, que funcionó en dependencias del Cabildo Histórico, frente a la plaza San Martín.

– En Tucumán habrá un acto a las 19 en Famaillá, en la escuela Diego Rojas, donde funcionó un centro clandestino de detención.

– En Corrientes el acto se realizará a las 10, frente a sede del ex Regimiento de Infantería 9, donde funcionó un centro de detención.

– En San Luis, la APDH local concretará a la misma hora su acto en la plaza Pringles.

//

Posted in ABUELAS, DERECHOS HUMANOS, POLITICA | Leave a Comment »

El día que cambió la vida

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

No eran militantes políticos. A su manera vivieron el día del golpe militar como parte del pueblo que veía llegar la sombra de la dictadura. Algunos de ellos son ahora militantes sociales.

https://i0.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080324/subnotas/na05fo20.jpg

Elena estaba comiéndose un sandwich de jamón y queso en el bar de todos los mediodías, cuando dos policías entraron para llevársela presa.

—¡¿Pero cómo?! –les dijo ella—: ¡¡Si a la Brigada yo le pagué ayer!!

Elena Reinaga ahora es presidenta de la Asociación de Meretrices Argentina (AMMAR) pero ese 24 de marzo de 1976 estaba en su parada de la estación de trenes de Morón como todos los días. A la mañana temprano le había llamado la atención la falta de gente, pero siguió trabajando hasta el mediodía, cuando se sintió hambrienta y caminó dos cuadras hasta la estación de servicio. Ese 24 de marzo ella formó parte sin saberlo de otras muchas historias que empezaban a escribirse. Historias donde no transitaron las organizaciones políticas, no había militantes, ni gremialistas y los protagonistas, en general, estaban lejos de cualesquiera de los centros de poder. En esos márgenes, el 24 de marzo fue distinto al de la Hora Cero del Día D, pero necesariamente complementario. Página/12 se detuvo esta vez en esas historias para retratar las instantáneas del golpe de Estado entre las mujeres que ejercían la prostitución en Morón; con alguien que hoy es cartonero, con un dirigente aborigen de Chaco, un cura y a la directora de una escuela de Quilmes que combatió el hambre del 2001 con caballos y con ratas.

Las meretrices

A Elena se la llevaron derecho a la Brigada de Morón. Era la primera vez que caía presa, aunque no fue la única. A los veinte años vivía con su mamá en una casa de Hurlingham pero intentaba hacer de todo para que ella no se diera cuenta de lo que hacía. Trabajaba de día, se apuraba para volver temprano a la casa y escondía todo el dinero que juntaba en distintos lugares para que ella no sospechara nada. Pero esa vez se enteró cuando se lo dijeron los policías.

En la Brigada, Elena pasó en total sesenta días. Dormía en una celda pequeña, con un agujero en el piso, muy cerca de otras 20 chicas, muchas trabajadoras sexuales, pero otras no. Después de los primeros días, uno de los guardias se apiadó; ella logró pasarle un papelito para poder hacer contacto con un amigo que podía ser cualquiera porque lo que necesitaban era comer. Como sucedía entre el resto de los presos, tampoco ellas tenían abogados para los reclamos de salidas, y si se le ocurría pedir algo, les daban 20 días más de cárcel como castigo.

Una noche, un guardia le gritó:

–Ey, rubia, ¿te querés bañar conmigo?

Elena dice que se pasó el resto del tiempo sin ni siquiera atreverse a bañarse ni ir al baño, dejó la cárcel con bichos en todo el cuerpo y, cuando cruzó la plaza de Morón, hasta le dolían los ojos de la luz. No volvió a su casa porque no podía volver y deambuló por la provincia de Buenos Aires hasta que volvieron a agarrarla, una y otra vez.

“Hay una historia de nosotras que todavía tenemos que contar –dice ahora–. Porque sin ser militantes ni gremialistas, sin ser estudiantes, padecimos abusos, asesinatos y lo que nos hacían… No sabías cuándo salías y no te podías atrever a preguntar.”

Una noche llegó a la Brigada de Mujeres de San Martín. A los tres días les dijeron a todas que se iban. Les dieron las carteras pero en vez de soltarlas las sacaron por una puerta vaivén a un carro militar. Esa noche se las llevaron hasta La Plata en un viaje de cuatro horas porque todavía no había autopistas. En el medio, el carro paraba, bajaban a una y pegaban unos tiros mientras ellas, adentro, se imaginaban que las iban matando.

“Nos hicimos pis y nos cagamos encima por el horror: cuando llegamos nos tiraron desinfectante, nos dieron uniformes grises o amarrillos, nos dejaron 60 días adentro y no podíamos decir nada porque nos daban otros 60 días.”

En el ’78 las palizas la cansaron y dejó el oficio hasta el regreso de la democracia.

El hombre del mundo cartonero

Pepe Córdoba vivía lejos del mundo, en un pueblo de montaña de la frontera con Bolivia. Poco antes del golpe, hasta ahí había llegado un correo del Ejército para entregarle un sobre. Adentro, había una cédula del servicio militar obligatorio y un pasaje de tren. Salió de la estación de Salvador Maza para Jujuy el mismo 24 de marzo. Viajó estirado en los asientos de segunda, duros y de madera. Llegó a Jujuy a las siete de la tarde y se fue hasta el Regimiento. Todavía se acuerda de que cuando llegó a la tarde le dieron un tazón riquísimo de arroz con leche, y a la medianoche le metieron un casco celeste y blanco sobre los pelos largos. Así como estaba lo mandaron de guardia al techo de un lugar que le decían La Cuadra.

“Era el lugar donde dormían los colimbas”, dice ahora. Esa noche, Pepe casi descubrió algo así como el infierno. “Y yo lo vi, a mí no me lo contaron.” Escuchó las arengas, las órdenes y los preparativos de ahí adentro y también las lecciones de alguno de los militares. “No me acuerdo de mucho pero hay algo que me quedó marcado para siempre –dice–: todo el tiempo nos decían que la Patria estaba en peligro y que muchas veces teníamos al adversario enfrente disfrazado de papá, de mamá o de algún pariente.” Eso, y que la Patria era la que más reclamaba de su ayuda le dejaron la cabeza llena de dudas.

En su pueblo, Pepe se levantaba a las seis de la mañana y se subía a un caballo para irse al potrero. Sembraba, araba, cuidaba los chanchos. Su padre que no sabía leer ni escribir, tenía alma de dirigente. Era uno de los viejos más viejos del pueblo, porfiado, y el único que entraba en la casa del intendente sin golpear las puertas. Ahora ese papá resulta que podía estar dañando a la Patria.

Con los meses, el Ejército trasladó a Pepe a Bahía Blanca. Ahí vio todo lo que tenía que ver. Operativos, traslados y hasta un fusilamiento. El 5 de mayo de 1977 le faltaban dos meses para la baja, pero decidió escaparse para siempre. En 2001 él fue uno de los que montaron a la crisis como a sus viejos caballos, arreando proyectos de una cooperativa que ahora existe en un carro de cartonero.

Cuando Castelli quedó sin luz

Una vieja radio de madera muy grande era lo único que acercaba el ranchito de los Charole a algo parecido a Occidente. Por la radio oyeron que habían volteado a Isabel, y a la noche en Castelli se apagaron todas las luces. El pueblo todavía no tenía calles de asfalto, no había agua potable, pero era el único lugar que había parecido a un centro de algo. Los Charole estaban a unas veinte cuadras de ahí, cuadras de antes, cuadras de campo, donde las calles se hacían monte pelado camino al Impenetrable de Chaco.

Hacía unos años, Orlando trabajaba con el reparto del diario. No tenía diez años pero todavía se acuerda de las tapas, todas marrones, y de las caras de los vecinos más viejos cuando se acercaba a decirles que había muerto Perón. Ahora la cosa era distinta. El no repartía diarios pero los vecinos se acercaban a la casa como a una usina de noticias. Los Charole no eran todavía dirigentes de las comunidades originarias pero empezaban a serlo. Orlando ahora es presidente del Instituto Aborigen de Chaco, y en aquel momento su familia se sentía originaria y peronista. Diez días después del golpe, la policía entró para allanarles el rancho.

“La gente entendía perfectamente lo que pasaba, aunque la presencia militar no era tanta porque solo había destacamentos”, dice él. Charole no sabe si hubo víctimas entre los originarios porque no participaron en las sucesivas comisiones de investigaciones, tampoco buscaron los datos.

El mozo más viejo

A la hora cero del día D, los mozos del Palacio de las Papas Fritas se pusieron a caminar como pregones entre las mesas del lugar. Acababan de escuchar la noticia en la radio y empezaron a repetirla de mesa en mesa no tanto por gusto sino porque necesitaban que todo el mundo se fuera. Como acostumbrados a las asonadas de esos años, todo parecía organizado. Roberto Reyes, uno de los mozos, despidió a todo el mundo y se puso a cerrar la casa dispuesto a pasar la noche de guardia por si pasaba algo, y hasta el relevo de las seis de la mañana.

Se quedó con dos compañeros mozos, uno muy gordo y otro muy flaco. Y aunque no se acuerda de mucho, tiene perfecto recuerdo de un banquete. El más gordo de los mozos se encargó de la comida: cocinó tres bifes de costilla con lomo y dos pollos a la portuguesa, ¡para tres!

—¡¡Pero qué hiciste!! –le dijeron los otros, pero era tarde. En los platos no quedaron restos, Reyes comió un postre y se puso a jugar al chinchón hasta las cuatro o cinco. Cuando llegó el relevo salió a la vereda de Lavalle 735, paró un taxi y se fue. Como era muy tímido no le dijo nada al chofer durante todo el camino a Barracas. Bajó del taxi, no habló con su mujer, no habló con su suegra. Se acostó.

Los doce años de Pedro entre los petroleros de Santa Cruz

Pedro entendió que algo sucedía cuando empezó a ver a su mamá preocupada por un libro de tapas azules que estaba en la casa. Ella era chilena, y aunque estaban en Caleta Olivia desde hacía tiempo, no tenía los trámites de radicación en regla.

Caleta Olivia entonces era Perito Moreno, un pueblo de emigrados llegados de afuera. Había catamarqueños, riojanos, salteños y muchos chilenos trabajando en los pozos de petróleo. El padre de Pedro había llegado entre ellos, pero hacía unos años estaba muerto. Pedro iba a la escuela, eran los primeros días de clase y a la salida escuchó que los vecinos que eran trabajadores de YPF decían que por fin ahora iba a haber un poco de orden. Su madre, mientras tanto, agarró ese libro de tapas azules con los discursos de Perón. Caminó hasta el fondo del jardín, hizo un pozo, puso el libro y lo tapó.

El año pasado Pedro tal vez destapó algo de esa historia cuando se puso al frente de una de las huelgas más grandes de maestros como delegado del gremio docente de Santa Cruz.

El voceo de los auxilios de las madres de una villa

Villa Lugano, 24 de marzo de 1976.

En el terreno de Alicia Vázquez, su madre camina desesperada por toda la casa tratando de esconder un cuadro de Perón en algún lado. Hasta que logra echarlo a un cantero, Perón anda suelto sin uniforme, arriba de un caballo con pintitas. Los vecinos habían cerrado las puertas y las ventanas de sus casas, y los comedores sociales de la villa. A la tarde, alguien dijo que se iba a hacer una marcha, pero la propuesta no avanzó.

En los meses siguientes, Alicia decidió salir de la casa con las otras mujeres del barrio cada vez que entraba la policía para llevarse a alguien. Estaban convencidas de que peligraba más la vida de los hombres que la de ellas. Un día de tormenta, la policía entró para reprimir a uno de los grupos y las mujeres salieron a la calle para pararlos. Una asistente social todas las mañanas llegaba con su Citroën hasta la puerta de la salita de primeros auxilios del barrio, y estacionaba ahí. Ese día, desde un balcón, ella le gritaba que cantaran, que cantaran el Himno porque con eso no se las llevaban. Alicia no sabe si eso era así, solo se acuerda de que ese día intentaron cantar a los gritos, pero que no les sirvió de nada porque les pegaron.

Los militares hicieron desaparecer más tarde a la obstetra, a la ginecóloga, a la monja que les enseñó a pelear por sus derechos y en 1978 levantaron las casas. Alicia terminó corrida por los operativos de erradicación a un descampado de Lomas de Zamora. Ahora es una de las puntales de las madres que luchan contra el paco, ese otro desaparecedor.

Un teléfono en el barrio del Batallón 601

Beatriz Hameri no pudo olvidarse del ‘72 cuando escuchó las noticias del golpe. Apenas oyó el primer comunicado de la Junta por cadena nacional, buscó en el número de teléfono de la única persona del barrio del IAPI que podía llegar a tener una línea de teléfono. Graciela era médica, y Beatriz le pidió que por favor vaya hasta la casa de alguno de los chicos, de sus alumnos del apoyo escolar, para que ellos, a su vez, volvieran a salir casa por casa a ver cómo estaban los otros. El barrio había quedado marcado por la toma del Batallón Militar 601 de la Navidad de 1972, cuando los militares salieron a cazar guerrilleros en sus calles. El camino de tierra había quedado regado de sangre y de huesos, con los jóvenes masacrados delante de todo el barrio. Aquello dejó a los vecinos en silencio, en una suerte de largo estado de shock permanente. Por eso, buscó el teléfono para ver cómo estaban las cosas un poco más rápido. Aun no era la directora de escuela 65 que muchos años más tarde hará conocer al mundo que sus alumnos necesitaron paliar la crisis del hambre de 2001 comiendo carne de caballos, sapos y ratas. Entonces, los males eran otros, ella estaba embarazada, estudiaba filosofía en La Plata, y empezaba a dejar de ir a clases.

Una misa para rezarle a la Patria

El padre Jesús Olmedo se despertó a las cinco de la mañana sobresaltado por los ruidos que le llegaban de atrás de la Iglesia. Las voces de un rumor potente pero escondido decían que habían volteado al gobierno de Isabel. Ese día se suspendieron las clases. La gente salió a la calle de todos modos, pero con mucha prudencia. El pueblo era un pueblo callado, con un profundo sentido del silencio, pero estaba crispado.

Olmedo había llegado a La Quiaca cinco años antes, apenas se había ordenado de cura en España. Cuando después del golpe los pobladores lo vieron, empezaron a pedirle misas porque querían rezarle a la Patria

Posted in POLITICA | Leave a Comment »

A cinco años del grito de Esquel

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

El caso marcó un antes y un después frente a la actividad minera. La asamblea de Esquel impulsó un plebiscito que rechazó la apertura de una mina a cielo abierto. Como resultado, una ley que caerá en un año prohibió la actividad en la zona de montañas.

https://i1.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080324/notas/na15fo01.jpg

En comercios, autos, viviendas, escuelas, paredes y en todo espacio disponible se lee la misma consigna: “No a la mina”. A mediados de 2002, la empresa canadiense Meridian Gold había anunciado el inicio de obras para explotar un yacimiento de oro y plata a diez kilómetros del casco urbano, con detonaciones en la montaña, drenajes ácidos, utilización de enormes cantidades de agua y uso de cianuro. La comunidad conformó una asamblea autónoma y brotó el rechazo, plasmado el 23 de marzo de 2003 con un plebiscito inédito en Argentina, en el que ocho de cada diez habitantes votaron contra la actividad minera a gran escala. “El caso Esquel” marcó una bisagra en la defensa de los bienes naturales, con referencia en 90 pueblos de trece provincias que hoy rechazan la minería. A cinco años de la consulta popular, el yacimiento, ahora en manos de la compañía Yamana Gold, continúa concesionado y con posibilidades de ser explotado. También permanece la asamblea, en su pequeña sede de paredes blancas recién pintadas y donde sobresale una sola consigna: “No a la mina”. Chuni Botto, Pablo Quintana y Alejandro Corbeletto, tres integrantes de la asamblea, recibieron a Página/12.

–¿Cuál es el balance a cinco años de la consulta popular?

Chuni Botto: –El balance es altamente positivo. Hace cinco años, cuando empezamos, éramos poquitos y solos en Esquel. Parecíamos locos que decíamos no a algo que prometía riqueza y se publicitaba como una gran oportunidad para el pueblo. En cinco años no paramos de luchar, con distintas etapas, buenas y malas, pero hoy ya son 90 comunidades en lucha de trece provincias.

Pablo Quintana: –Hubo un antes y un después del 23 de marzo. Nos marcó a todos, los que participaron activamente y los que no. Uno sabe que vive en una ciudad que fue protagonista de un hecho con pocos precedentes, una comunidad pequeña peleando contra un monstruo con mucho dinero y con todo un plafón político a su favor, a nivel local, provincial y nacional.

–¿Por qué otros pueblos no pudieron frenar a las mineras?

Alejandro Corbeletto: –Teníamos muy presente lo que había pasado en el país con el 2001, la crisis de los partidos, las asambleas, el “que se vayan todos”, el descreimiento absoluto hacia la dirigencia política. Creo que eso colaboró para que esta bomba estallara así. Sabíamos que no podíamos confiar en la clase dirigente. La gente dejó de lado la democracia representativa y tomó la democracia participativa. Otro gran ingrediente fue la información. El día que pusimos en un buscador de Internet “consecuencias de la minería” nos aparecieron 50 mil notas. Ahí empezamos a entender en qué nos estaban metiendo.

C.B.: –Tuvimos nuestra cuota de suerte y también aprovechamos los desaciertos de la misma empresa, que quizá tuvo demasiada franqueza y dejó claro el proyecto nefasto que impulsaba. Desde el primer día nosotros insistimos con la información. Cuando comenzamos no sabíamos qué era el cianuro, ni el drenaje ácido ni lixiviación. Y con la información tuvimos una base para nuestra opinión, nos quedó claro el peligro de la escasez de agua y la contaminación. El pueblo se dio cuenta de que venían a vendernos espejitos de colores.

–¿Por qué en Esquel está prohibida la minería (hasta 2009) y en el centro de la provincia no?

P.Q.: –Este fraccionamiento de la provincia crea “zonas de sacrificio” a favor de las mineras, zonas “limpias” y otras “sucias”, como si fuéramos habitantes de primera y de segunda clase. Pareciera que en la cordillera son de primera y por eso se prohíbe la minería. En cambio en la meseta, en el desierto de la provincia, la zona más pobre, pareciera que hay personas de segunda y ahí sí se permite la actividad minera. El gobierno argumenta que en la meseta no se puede desarrollar otra actividad y eso es una gran mentira.

A.C.: –Si sólo tomamos el tema del agua, los dos yacimientos (uno de plata y plomo, otro de uranio) utilizarán enormes volúmenes. En la meseta ya es escasa el agua, imaginemos qué puede suceder con estos dos yacimientos y con otros que están haciendo cola para venir. La minería en zonas áridas es el camino a la ruina. Las comunidades estarán en peores condiciones de las que ya están. En 20 años las empresas se irán, dejarán un gran inodoro en la meseta y contaminación. El gobierno lo sabe, pero le interesan los negocios y menosprecia a las comunidades.

–¿Cuál es su evaluación de la actividad minera a nivel nacional?

C.B.: –La minería avanzó porque es política de Estado que la actividad crezca. Pasando por todos los colores partidarios, en los últimos diez años se ha promovido la minería. Del lado del pueblo, ya somos 90 las comunidades organizadas contra la actividad y por la defensa de los bienes naturales. Es un logro y satisfacción ver escenarios de lucha como los que se dan en San Juan, Catamarca, Córdoba, Río Negro o Santa Cruz. Hoy la minería está en un estado de debate. Les guste o no al sector privado y político, se ha despertado una conciencia en las comunidades y eso ya no se frena.

P.Q.: –La industria minera se basa en cuatro promesas: desarrollo local, trabajo, no contaminación y riqueza para el país. En Andalgalá, Catamarca, hace más de diez años que funciona un yacimiento “modelo” (Alumbrera). Conocerlo de cerca nos sirvió mucho y nos sacó las dudas: la región es más pobre que antes, hay más desocupación, no hubo desarrollo local, escasea el agua y perdieron puestos de trabajo porque disminuyó la agricultura. Ni hablar de lo ambiental, que es su punto más débil. Otros puntos oscuros: todo lo que se llevan y no declaran al fisco, y la enorme cantidad de impuestos que no pagan.

A.C.: –Está comprobado que casi no emplean mano de obra local. La compra de insumos nunca se realiza en la zona, todo proviene del exterior. Derrochan enormes cantidades de agua; el gasoil nunca les falta, nos puede faltar a nosotros o a las cosechadoras, pero a la minería nunca se lo niegan, y ni hablar de las cantidades de energía que consumen. Es un chiste que nos pidan cambiar las lamparitas para ahorrar consumo y permiten el derroche minero. La realidad de Catamarca es el peor de los espejos, ni hablar de Bolivia o Perú, donde la propia industria minera mostró y muestra que sus promesas son todas mentiras.

–A nivel político se habla de retenciones a la actividad minera.

P.Q.: –En la medida que no se discuta toda la ingeniería legal que montó el menemismo, todas las leyes prominería, lo demás es desviarnos de lo central. Desde las comunidades no nos podemos poner siquiera a analizar si esto es positivo o no. Si quieren abrir una discusión en serio y de fondo, hay que poner sobre la mesa la estructura legal existente. Hay una total continuidad de esa política minera. Nosotros proponemos discusiones de fondo, por ejemplo lo que significa un emprendimiento minero en una comunidad. El desastre que ocasiona no se arregla ni con 50 por ciento de regalías. Si quieren discutir en serio discutamos las leyes de los ‘90 que hoy siguen vigente, una ingeniería atroz que permite el saqueo.

C.B.: –Nosotros queremos discutir el para qué de esta industria. Estamos convencidos de que el mundo no necesita ni una sola onza de oro más. Sobra oro para que los países de primer mundo especulen. Lo que necesitamos es agua, y eso queremos poner en discusión.

–¿Qué similitudes encuentran con otras luchas, contra las pasteras, el monocultivo de soja y las represas?

C.B.: –Todas esas luchas muestran que hay una conciencia colectiva sobre la capacidad de la participación activa, que tenemos poder contra esos tipos que están sentados detrás de un escritorio de Canadá, Estados Unidos o Europa y quieren decidir nuestro futuro. Hay conciencia de que podemos dar y ganar las peleas, y lo confirmamos en cada movimiento que nace, en cada asamblea y en cada corte de ruta. Mineras, pasteras y soja son parte del mismo saqueo. Entre Ríos, San Juan, Chubut, Santiago del Estero y todas las provincias con comunidades de base son partes de una misma lucha.

P.Q.: –Las represas que inundarán territorios indígenas y campesinos se quieren construir para proveer de energía a las mineras. El potasio que se quiere extraer de yacimientos contaminantes será utilizado para los fertilizantes del monocultivo de soja y los agrocombustibles. Todas son formas de saqueo y contaminación que están relacionadas.

//

Posted in NOTICIAS LATINAS, POLITICA | Leave a Comment »

Mensajes de texto

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en marzo 24, 2008

  

https://i2.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080324/notas/msn2.jpg

Ctrsis jdicl

Dice la tradición que los jueces sólo hablan a través de sus sentencias. Pues algunos también hacen catarsis y critican en ellas. Hay un ejemplo fresco en el fallo de la Cámara Federal que declaró imprescriptibles los crímenes de la Triple A. Allí el camarista Eduardo Freiler le dedica un largo párrafo al ex fiscal del Juicio a las Juntas Julio Strassera y lo responsabiliza de que la investigación sobre la organización terrorista de José López Rega haya sido cerrada en 1981. Recuerda que Strassera en aquel entonces “presentó una forzada pretensión de que se sobreseyera la causa, postura que el juzgador aceptó” y que para eso se basó en desacreditar y tratar de loco a un testigo clave, Salvador Paino, que en 1975 había hasta dibujado un organigrama de la banda, donde aparecían, entre otros, el ex subcomisario Rodolfo Almirón, extraditado esta semana, con más de treinta años de demora. Freiler dice que Strassera hizo aquel planteo “sorpresivamente” y “pese a la existencia” de “materiales reunidos tras esforzados años de investigación”-

Mtmorfsis

Pablo Hirschman era hasta la semana pasada secretario general del Consejo de la Magistratura, donde había llegado bajo el ala del ex supremo Julio Nazareno. El oficialismo lo desplazó y el plenario ya nombró como su sucesor a Hernán Ordiales, un asesor del kirchnerista Carlos Kunkel. La lealtad K de Ordiales fue el dato que todo el mundo destacó ante la noticia. Con el correr de los días, algunos históricos del organismo sacaron a relucir su biografía completa para pintarlo más bien como un exponente de la metamorfosis menemismo-duhaldismo-kirchnerismo: al Consejo llegó con el ex senador justicialista Ricardo Branda (echado de su cargo de director del Banco Central por Néstor Kirchner cuando quedó imputado por las coimas en el Senado), tuvo un cargo en la secretaría general del cuerpo creado a pedido de Nazareno y ya antes de trabajar con Kunkel lo había hecho con ex consejero duhaldista Jorge Casanovas-

Hbsbwn atrgntdo

Cristina Kirchner realizará la semana que viene su primera incursión europea cuando visite Londres y París. De a poco, al periplo se van agregando nuevas actividades. Por ejemplo, en la capital inglesa, un día antes que arranque el Foro de Líderes Progresistas al que la invitó el premier Gordon Brown, Cristina se encontrará con el famoso historiador marxista Eric Hobsbawn. De 90 años, el historiador –profesor emérito de historia social del Birbeck College, en la Universidad de Londres– la recibirá en su casa de Hampstead. Hubo algún funcionario que la semana pasada se dedicó a hojear la Historia del Siglo XX de Hobsbawn, su libro más popular, y se atragantó cuando repasó lo que el historiador dice allí de Perón. Por ejemplo, cuando sostiene que “es innegable el contenido antisemita en los peronistas” o cuando habla de la “abierta y reconocida influencia del fascismo europeo en Perón”. El funcionario prometió que le haría llegar una advertencia a la Presidenta para que estuviera precavida sobre lo podía esperarle-

Chat jrsico

Un videochat que organizó el diario La Nación con la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, desató una avalancha de comentarios dinosáuricos de los lectores del centenario matutino. En total, terminaron más de la mitad de los comentarios eliminados por el moderador, que tuvo que vérselas con un cúmulo de insultos baratos, mezclados con reivindicaciones explícitas del terrorismo de Estado. “Cuánto trabajo que tiene hoy el moderador”, concluyó uno de los lectores, que se quejó por los que “reportaban el abuso” al por mayor-

Pra Krchn

Hay quienes dicen que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es tímida y por eso a veces aparece más fría de lo que en realidad es. Los pocos funcionarios que tienen oportunidad de frecuentarla aseguran que en la intimidad la Presidenta suele hacer gala de buen humor. Verdad o no, algo de eso pudo verse la semana pasada, en el acto en Gobernador Gregores, en Santa Cruz, un encuentro con expectativa previa porque se esperaba que la Presidenta dijera algo sobre la vuelta de los fondos de la provincia. El anunciador, exaltado, la presentó y proclamó que era la primera vez que un presidente visitaba esa localidad, de apenas 2500 habitantes. Cristina agarró el micrófono y cuando todos aguardaban el esperado anuncio, ella se acordó de su marido. “Es para Kirchner que lo mira por TV, entonces”, lanzó-

Exdo prteño

Los pasillos de la Legislatura porteña y del Palacio de Gobierno se vieron despoblados esta semana. El jefe de Gobierno Mauricio Macri volvió a sus viejos hábitos y viajó al interior con sus hijos, aunque no quiso decir a dónde. Lo siguieron en su escapada de Semana Santa la vicejefa Gabriela Michetti, el vicepresidente primero de la Legislatura, Diego Santilli, y varios de los legisladores PRO, como Martín Borrelli, que huyó tempranamente el miércoles. También aprovecharon para descansar los diputados de la Coalición Cívica Sergio Abrevaya y Enrique Olivera, que eligió ir al campo, cerca de Luján. Con riesgo de ser acusados de workaholic, se quedaron el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el secretario general Marcos Peña-

//

Posted in opinion | Leave a Comment »