LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Emilio García Méndez. Diputado ARI

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en mayo 30, 2006

Patti :tortura, democracia,paradojas
Por Emilio García Méndez

El día 23 de mayo pasado, el Congreso argentino votó para impedir la asunción como diputado (electo en octubre del  2005 por casi 400.000 votos),del ex policía Luís Abelardo Patti. Los hechos centrales, se refieren a la existencia de procesos judiciales en curso por delitos de lesa humanidad  contra el mencionado diputado. Este juicio político, cuya transparencia y respeto al derecho de defensa del acusado fue reconocido incluso por quienes votaron contra su expulsión, ha abierto una profunda discusión en una sociedad donde el pasado se resiste a pasar. El debate, que se saldo con alineamientos políticos inéditos a la hora de la votación, se concentró en la facultad que posee  la cámara de diputados , para dar contenido al requisito de idoneidad que requiere el art 16 de la Constitución Nacional , para la admisibilidad en los empleos.
De un lado, la bancada del gobierno junto al ARI, partido que ejerce  la mas  férrea oposición, sostuvieron en una estricta y literal interpretación de las Recomendaciones (especificas para la Argentina), del Comité del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, que no es posible otorgar empleos o inmunidades a individuos razonablemente sospechados de delitos de lesa humanidad. Del otro lado, el partido Radical , segunda fuerza en el Congreso, pero asolado por fuertes divisiones internas, sostuvo en una muy seria y profunda interpretación, la inconstitucionalidad de la decisión. A ambos extremos de este debate, se ubicaron posiciones groseramente condenatorias o absolutorias del siniestro personaje en cuestión. 
Varias son las paradojas que encierra un hecho como este. En primer lugar, la jactancia y  reivindicación publica sobre hechos de tortura y de asesinatos de civiles indefensos por parte del acusado, eximen a cualquiera de dilemas morales en relación a la decisión. Aclarados también los términos de los dilemas jurídicos, resulta importante concentrase en la dimensión política de los dilemas.
Mientras mucha gente con una larga historia de respeto y compromiso con los derechos humanos votó,con repugnancia contra la expulsion, en el sincero convencimiento del respeto a la Constitución, mucho oportunista, sin otro fundamento que la conveniencia política coyuntural,  voto por su expulsión. En el colmo del descaro, un grupo de diputados que hace pocos meses llevo a este torturador como aliado en su misma boleta electoral, y hoy militan en las filas del gobierno, votaron contra su incorporación sin que les temblara la mano ni la voz.
Si el argumento central de la defensa del diputado se refirió al  carácter sacrosanto del respeto al voto popular, el argumento central para oponerse a esta posición consistió en reconocer, de la misma forma que la soberanía nacional cede frente al derecho internacional de los derechos humanos, el carácter relativo de la voluntad popular frente a las normas fundamentales de derechos humanos.
Una posición como esta ultima, sostenida en este caso férreamente por el gobierno, se contradice, sin embargo, abiertamente con el carácter crecientemente plebiscitario que esta adquiriendo  la democracia argentina bajo un gobierno como el actual. Fue en el propio Congreso, en su mensaje anual hace menos de tres meses , que el presidente Kirchner sostuvo textualmente que, “la calidad de las instituciones debe medirse en función de la capacidad que tengan para representar el voto popular”.
En todo caso, la paradoja de las paradojas consistió en que mientras mucha gente de bien voto, con la conciencia sucia, por la incorporación de un torturador, mucha gente que no lo es tal, voto con la conciencia limpia, pero sin ningún convencimiento interior , por su expulsión.
Seria tal vez inspirada por un recuerdo proveniente del  futuro que Hannah Arendt escribió textualmente en 1975, en su ultimo y mas maravilloso libro, (“La Vida del Espíritu”), la siguiente frase : “en general la declaración de “buena conciencia” corresponde a los malvados, mientras que la “mala conciencia” es mas propia de la gente buena.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: