LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

VIDEOCONFERENCIA CON LARS VON TRIER, EN EL FESTIVAL DE SAN SEBASTIA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 30, 2006

“Jamás pienso en el público”

El danés habla de “The Boss of It All”, su nueva y extraña película. Esta noche es la ceremonia de entrega de premios

EL, EN DINAMARCA. Von Trier en la pantalla, y sus actores Casper Christensen y Mía Lyhne, en Donostia, respondiendo las preguntasNo escucho nada, me llega fatal el sonido.” En las dos pantallas del Kursaal, la trémula imagen de Lars von Trier apareció como si llegara desde la luna. Llegaba, apenas, desde Dinamarca: el director de Los idiotas, cofundador del movimiento Dogma, había decidido dar una videoconferencia desde allá por terror a volar. El motivo: presentar The Boss of it All, rara comedia que rodó en apenas cinco semanas.

“Qué no somos Cannes, tío”, se disculpó una organizadora del festival ante Clarín, como si estuviera hablando con un periodista suizo. Cuando se restableció el audio, la primera pregunta a Von Trier fue por qué, siendo fóbico a los aviones, había visitado precisamente Cannes. “Me cansé de los viajes, me resultan difíciles —dijo—. Y, a los 50, decidí dejar atrás lo difícil y dedicarme a lo que me gusta, dirigir cine. Aunque, como notarán, ni siquiera me agrada hablar de eso. Igual, mis fobias son rotativas; no es imposible que esté por San Sebastián el año que viene.”

Su nuevo filme no se parece a sus películas del Dogma —cámara en mano, ausencia de artificios fílmicos, improvisación— ni tampoco a sus últimos trabajos, cercanos al teatro, como Dogville y Manderlay. The Boss of it All (El jefe de todo esto) muestra al dueño de una empresa que contrata a un actor de teatro para que lo reemplace al tomar medidas impopulares. El sarcasmo está puesto sobre las relaciones de poder y sobre la grandilocuencia de corrientes actorales.

La película, rodada en danés, muy dialogada, con cámara fija y un guión gracioso pero cerrado a improvisaciones, comienza con la voz en off de Von Trier aclarando que se trata de una “comedia inofensiva, sin mensajes”. El recurso de hablarle al espectador se repite varias veces, incluso al final, cuando el director se despide: “Lo dejamos acá porque tendrán ganas de irse a sus casas. Y yo también”.

El concepto de rodaje es novedoso. El realizador elige dónde colocar la cámara y, tras programar una computadora, se maneja con encuadres (relativamente) azarosos, que luego pueden servirle o no. Un método al que llama “Automavisión”. “Rodé mucho con cámara en mano por obsesivo. Como nadie puede controlar completamente un encuadre, lo mejor era saltarme el paso y apuntar con cámara en mano. ‘Automavisión’ me permite pulsar un botón y obtener una serie de posibilidades aleatorias. Ya no controlo: lo hace la computadora. Es agradable: surge un estilo alejado de las intenciones humanas. Aunque es raro que nadie esté detrás de cámara.”

Luego, Von Trier se refirió al Dogma: “El sentido de estas normas fue demostrar que las limitaciones forman parte del proceso creativo. Me gustan los problemas. Las limitaciones son un reto. Pero no tengo la menor idea de si retomaré aquel camino”.

La historia de The Boss… transcurre en oficinas frías, e incluye escenas en las que dos islandeses que quieren comprar la empresa se burlan del sentimentalismo danés. “Es típico de los daneses morirse de risa cuando los tratan de estúpidos. Puede que se deba a que somos un país pequeño y masoquista”, sostuvo Von Trier.

Aunque en su última película se burla de ciertas técnicas teatrales, al hablar de Dogville y Manderlay —rodadas en un galpón sin paredes, representadas por líneas pintadas en el piso—, dijo: “Me aproximo al formato del teatro porque veo que en muchas películas se lo echa de menos. Lo fílmico no tiene por qué necesitar montañas, animales, grandes ejércitos. El cine puede tener también otras representaciones, otros contenidos”. Igual, sostuvo que Wasington, cierre de su trilogía sobre los Estados Unidos, no será su próxima película. “Tengo que darle tiempo para que venga a mí.”

El próximo proyecto del director de Contra viento y marea es un filme de terror que se llamará El Anticristo. “Hago lo que me gusta, jamás pienso en el público. Más allá de mis filmes, prefiero considerar todo a la distancia, como estoy haciendo ahora”, dijo, antes de que su imagen se borrara definitivamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: