LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

El Palacio Ferreyra, síntesis de una época

Publicado por LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 10, 2006

Suscita inquietud la remodelación de la magnífica construcción cordobesa, uno de los tesoros de la Argentina del Centenario

No se puede mostrar la imagen “http://www.lanacion.com.ar/anexos/imagen/06/603089.jpg” porque contiene errores.

El gran proceso de transformación y progreso producido en la Argentina entre fines del siglo XIX y principios del XX se reflejó no sólo en la extraordinaria evolución arquitectónica y urbanística de Buenos Aires sino también en varias otras ciudades del país.

En Córdoba, este fenómeno está cabalmente representado en un sector denominado originalmente Ciudad Nueva o Nueva Córdoba, al sur del antiguo casco urbano. Nació hacia 1886, cuando se buscaba dotar a la capital provincial de un nuevo barrio y parque acordes con las tendencias imperantes en Europa. Para concretar este plan se tuvieron en cuenta criterios urbanísticos inspirados en los que apenas unos años antes había empleado el prefecto Haussmann para el rediseño de París.

Así fue contratado el paisajista francés Charles Thays, quien pisó por primera vez nuestro suelo sólo para realizar el diseño de ese parque (hoy denominado Sarmiento) y luego -todo un legado- terminó parquizando media Argentina. Aunque hoy resulte sorprendente, el plan fue continuado por sucesivos gobiernos provinciales y municipales, con la decisiva participación de particulares que construyeron elegantes residencias.

En ese sector de la ciudad, en una manzana privilegiada junto a la plaza España y el parque Sarmiento, se levanta aún el Palacio Ferreyra y su parque, una de las obras cumbres del clasicismo belle époque .

Los Sanson

Los autores del proyecto del edificio fueron los arquitectos franceses Ernest-Paul Sanson (1836-1918) y su hijo Maurice Sanson (1864-1917), egresados de la Escuela de Bellas Artes de París, continuadores del prestigioso estudio del arquitecto Antoine Nicolas Bailly y profundos conocedores de la tradición arquitectónica francesa de los siglos XVII y XVIII. Su especialidad fue la realización de grandes residencias particulares para encumbradas familias francesas como los Montmorency, Orléans, Ganay, Arenberg y otros. Dentro de su extensa obra sobresalía el legendario Palais Rose, construido entre 1896 y 1906 en París. Ese verdadero monumento de la belle époque fue un encargo del matrimonio integrado por Boni de Castellane y Anna Gould. Su demolición, a fines de la década del sesenta, fue una lamentable pérdida patrimonial para Francia y prefiguró el destino de varias residencias semejantes en diversas capitales del mundo.

Los Sanson construyeron residencias en Francia y en varios países de Europa, y su prestigio se extendió también a los Estados Unidos. Pero dentro de su obra completa la pieza cumbre es el Palacio Ferreyra, encargado por el doctor Martín Ferreyra (1859-1918), destacado médico cirujano que había estudiado en Buenos Aires, Francia e Inglaterra, de actuación pública en distintas funciones, propietario de las canteras Malagueño y pionero en el desarrollo de la industria de la cal. Como muchos otros de sus connacionales, pasó largas temporadas en París con su esposa, Mercedes Navarro Ocampo, y sus siete hijos. Hacia 1910, durante una de esas estadías, Martín Ferreyra encargó a los arquitectos Sanson el proyecto de su casa en Córdoba, pidiéndoles que se inspiraran en otra obra del estudio que le había gustado mucho: el hôtel Kessler (1905), ubicado en la avenida Raphaël de la capital francesa, posteriormente adquirido por el perfumero Coty, y hoy, también, destruido. De regreso a la Argentina, el doctor Ferreyra solicitó al experimentado ingeniero Carlos Agote, entonces director de la construcción del Palacio Paz en Buenos Aires, que se hiciera cargo de la edificación de la nueva residencia. Las obras, comenzadas hacia 1912, sufrieron demoras al iniciarse la Primera Guerra Mundial y concluyeron definitivamente hacia 1916.

Medida por medida

El Palacio Ferreyra es uno de los edificios más notables construidos dentro de esta tendencia internacional que se desarrolló a principios del siglo XX, de recuperación del clasicismo francés. Así lo señaló el prestigioso historiador de la arquitectura Nikolaus Pevsner, quien a principios de la década del sesenta visitó el edificio y se mostró impresionado y sorprendido por su escala y calidades, a las que, según sus propias palabras, ningún palacio británico podía superar, ni siquiera el de Buckingham: “Uno no tiene idea de su tamaño -escribió-. Se encuentra rodeado de un jardín mediano y ubicado sobre una avenida principal de la ciudad. Y así como se lo ve, tiene un hall central de 100 por 100 pies. El hall del Reform Club, para dar un ejemplo, tiene 52 por 52 pies, el Salón de Baile del Palacio de Buckingham Palace tiene 120 por 60 pies y su altura es de 45 pies; la altura del hall en Palacio Ferreyra es de 75 pies, es decir, los supera a todos. Eso da una idea de la escala de la casa “

Exteriormente, el estilo adoptado es una original recreación del clasicismo francés de los siglos XVII y XVIII. Combina una severa composición decorativa de rígida geometría con una refinada y elegante ornamentación cuyos motivos vegetales y animales otorgan al edificio cierto aspecto art nouveau , reforzado por la cubierta de metal y vidrio que corona el conjunto. El parque circundante, estructurado según cada frente de la casa, combina áreas de trazado geométrico, provistas de fuentes y canteros, con otras de inspiración naturalista, integradas por macizos arbóreos de especies autóctonas y exóticas. Diseñado por Charles Thays, este parque es un ejemplo sobresaliente de jardín privado urbano, el de mayor tamaño y mejor conservado de la Argentina.

Las excepcionales características de este edificio se prolongan en los interiores, organizados alrededor de un imponente hall central que alberga una monumental escalera y un gran balcón perimetral. Este lugar, de escala desmesurada -más de 20 metros de altura- está cubierto por un enorme cielorraso suspendido que parece flotar por encima de la balaustrada de coronamiento gracias a un inusual dispositivo de iluminación natural que la rodea. Este espacio es todo un ensayo de transición, está ubicado en el punto intermedio exacto entre las naves de hierro y vidrio del siglo XIX y las finas cáscaras de hormigón armado del siglo XX.

Alrededor de este hall se agrupan grandes salones de recepción en la planta baja y en el primer piso, habitaciones privadas cuya decoración y mobiliario estuvieron a cargo de la casa Krieger de París. Estos interiores constituyen un conjunto único en América y probablemente en todo el mundo, ya que representan una sofisticada versión del estilo Imperio, característica de principios del siglo XX y que incluye rasgos y criterios de diseño indudablemente influenciados por el art nouveau .

Edificios como el Palacio Ferreyra causan estupor y perplejidad a la mayoría de los cordobeses y de los argentinos contemporáneos, así como también a los visitantes extranjeros. Son testimonios de la desbordante Argentina del Centenario, que construía con energía y calidad obras por todo el país, apropiándose de la tradición y de la innovación de múltiples culturas occidentales que mezclaba sin prejuicios ni desvelos. Los valores de esta arquitectura y de este patrimonio, excepcional y sofisticado, corren el riesgo de perderse por la controvertida remodelación que se está realizando con el fin de convertir el espacio en un museo de arte. La destrucción de los interiores de esta residencia, única en su tipo, representaría una pérdida considerable para el patrimonio cultural inmueble del país. Ojalá se pueda revertir esta acción para preservar los más importantes testimonios de la civilización del Centenario. 

2 comentarios hacia “El Palacio Ferreyra, síntesis de una época”

  1. [...] el primer lugar. Seguida por La Cañada con 5808 votos; el Camino a las Altas Cumbres con 5232; el Palacio Ferreyra con 4940; la Manzana Jesuítica con 4570; Los Túneles de Taninga con 4474; y la Iglesia Catedral [...]

  2. Nélida escribió

    Quién es el autor de la nota “El Palacio Ferreyra, síntesis de una época”?
    Por favor si pueden dejar la respuesta se los agradeceré.
    Demás está decir que resulta sumamente útil encontrar artículos tan buenos y tan bien planteados como éste.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: