LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

MEL GIBSON ENTREVISTA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 30, 2007

“Quiero brindar una experiencia visceral”

Después de ser arrestado ebrio y de sus exabruptos antisemitas, el actor de “Arma mortal” y director de “La Pasión de Cristo” estrena este jueves su nueva y sangrienta película épica, “Apocalypto”, centrada en el fin de la civilización maya. Dice que “sólo un loco haría algo así”, que no tiene ganas de volver a actuar y que dirigir es una forma de “exorcizar mis demonios”.

Decir que el año pasado no fue el mejor año de Mel Gibson sería quedarse corto. Mientras se dirige a su oficina de Santa Monica, se muestra conversador y sin duda ansioso por olvidar el pasado, en obvia referencia al episodio alcohólico que tuvo lugar cerca de su casa de Malibú a fines de julio

Ahora quiere avanzar y concentrarse en su nueva película como director, Apocalypto.

La controversia no es algo ajeno a Gibson, ya que su película La pasión de Cristo generó mucho debate. La intención de reforzar su catolicismo fue lo que motivó su deseo de reinterpretar la muerte de Cristo, así como la idea de aplacar sus propios demonios interiores. Cuando le pregunto si logró exorcizar esos “demonios”, el director hace una pausa y señala: “Es un proceso que lleva toda la vida.”

Sostiene que sus películas a menudo se apartan de esos demonios que constantemente reaparecen y agrega: “Creo que en toda forma artística la expresión es un mecanismo para manejar ese tipo de cosas. Lo mejor del arte es que uno utiliza su condición humana para mostrar cosas con las que otra gente puede identificarse. Y eso es una experiencia compartida que todos necesitamos.”

Para sorpresa de Gibson, la “experiencia compartida” la Pasión… dio lugar a un inesperado éxito de taquilla. Ese éxito permitió que Gibson y su empresa, Icon, pudieran financiar su siguiente proyecto. “Me demostró que hay mucho interés por proyectos diferentes —dice—. De modo que pensé: ‘Bueno, les voy a volver a dar algo diferente.’ Cuando las veo, me digo: ‘El mismo realizador hizo estas dos películas, pero ambas son diferentes en tono, ritmo, calidad y estilo.’ El éxito me alienta a pensar que la gente quiere que se la transporte a otro ámbito, de modo que eso es lo que trato de hacer. Quiero brindar una experiencia visceral, sensorial.”

Episodios lamentables aparte, Gibson logró concentrarse en su último proyecto, Apocalypto. La película transcurre en la civilización maya, en momentos en que ese imperio empieza a declinar. Los gobernantes insisten en que la clave de la prosperidad es construir templos y ofrecer sacrificios humanos. Jaguar Paw (Rudy Youngblood), un joven destinado al sacrificio, huye para salvarse.

Por ahora Gibson optó por dar la espalda al cine estadounidense convencional y hacer películas que le planteen un desafío como artista. Para el director es cada vez más importante correr riesgos como realizador. “El cine independiente me parece el futuro, dado que hay un ansia de cosas diferentes que sólo los realizadores independientes ofrecen”, explica.

En lo que respecta a su nuevo desafío, Gibson señala que lo suyo no pasa por un rechazo deliberado al sistema de estudios. “La verdad es que no pienso en esos términos”, insiste, y agrega riéndose: “Lo financio yo porque sólo un loco haría algo así. Tiene algo de apuesta, en el sentido de que podría ser un desastre, y eso siempre es una posibilidad. Pero hay un punto en que trato de gastar el dinero en lo que quiero, un punto en que me digo: puedo hacerlo.”

Cuando decidió trabajar sobre otra civilización antigua, Gibson hizo que sus actores hablaran el dialecto maya de Yucatán, que sigue hablándose hoy. “Yucatán sigue teniendo esa poesía antigua y maravillosa —dice—. Estaba al alcance de la mano. Había gente que lo hablaba. Muchos de los pueblos K’iche e Itza lo hablan.”

El actor y director declara que siempre quiso filmar una película de persecución. Sin embargo, fue la pasión por la historia lo que alimentó su imaginación. “Los historiadores, sobre todo los europeos, tienen la idea de que la historia empezó cuando ellos llegaron, y no es el caso, por supuesto —sostiene—. La civilización maya existía tres mil años antes, y se trataba de una civilización muy sofisticada”.

“Me pareció interesante contar una historia desde una perspectiva nueva, desde el punto de vista del Nuevo Mundo. Los templos y los hallazgos arqueológicos están rodeados de un halo de misterio que alienta la imaginación.”

El cine épico de Gibson (incluyendo Corazón valiente) explora sociedades que enfrentan dilemas sociales y morales. “En esos momentos de crisis afloran las mejores historias, ya que en esos momentos la gente se ve obligada a hacer cosas que exceden su experiencia habitual”, explica.

“Esos son para mí los momentos más interesantes. Pienso que si uno quiere que una historia resulte atractiva, tiene que ubicarla en un momento y un lugar adecuados para poder analizar la naturaleza del espíritu humano.”

Si bien se trata de películas que se caracterizan por su extraordinario grado de complejidad, Gibson admite que nada puede compararse con lo que vivió durante el rodaje de Apocalypto, cuando tuvo que abordar los problemas de filmar en la selva en medio de un constante flujo de alimañas.

“La película nunca se detiene. El estilo que quise imprimirle fue el de ese movimiento permanente —dice—. Nunca dejamos la cámara en un soporte. Todo se filmó cámara en mano, con la cámara deslizándose por un cable, a bordo de un vehículo o en manos de alguien que corría. Es difícil hacer todo eso y que todo salga como uno había imaginado.”

Luego de sus éxitos como actor en Arma Mortal, Lo que ellas quieren y Señales, Gibson no tiene ningún apuro por volver a actuar. “No siento ningún deseo de ponerme frente a la cámara y bailar —confiesa—. No es que me niegue a hacerlo, sino que hace tiempo que no se me ocurre. Cuando era más joven solía pensar: ‘¿Qué pasaría si no volviera a trabajar? Sería terrible.’ Pero me di cuenta de que no lo es.”

Mel se ríe y admite que disfruta “explorar la trastienda de la industria desde la perspectiva de la producción y la dirección. Creo que lo mejor de todo esto va a ser que podré tener una relación de empatía con cualquier director y que podré contribuir a su visión.”

Luego de un año turbulento en lo personal e intenso en el plano creativo, Gibson dice que ahora aspira a “pescar un poco y mirarme el ombligo.” Más allá de la pesca, todavía no sabe qué va a hacer en lo profesional, pero sugiere que sin duda será algo personal. “Probablemente se me ocurrirá alguna otra idea rara —declara—. Pero espero que no sea demasiado bizarra. Y que sea en inglés.”

Una respuesta to “MEL GIBSON ENTREVISTA”

  1. Hola, tu has contado la pelicula si detalladamente, que me ha quedado una impresión, que ho mirado ese film.
    Creo que Gibson es un notable, remarcable y muy talentoso actor y realizador. Su ‘Brave Heart’, Pasion y ahora ‘Apocalypto’ son reconicidos de todo el mundo.
    Ademas, el es un hombre hermoso 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: