LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Mexico enamorado del recital de Shakira

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en octubre 1, 2006

https://i0.wp.com/www.sweb.cz/zpevacka-shakira/1/20.jpg

Movimientos de cadera al estilo árabe enmarcaron el espectáculo de Shakira, quien demostró que su «Fijación oral» es tal, que no necesitó nada más que su voz y su cuerpo para enardecer a sus 18 mil seguidores, durante el primero de los ocho conciertos en el Palacio de los Deportes.

Cantó, tocó la guitarra, la armónica, se arrastró por el suelo seduciendo al público, gateó, coqueteó con sus músicos y con sus fans, a quienes se les acercó y los tocó, les cantó baladas y rítmicas canciones, y hasta se dejó tocar, provocando decenas de desmayos.

En punto de las 20:30 horas un telón negro descendió de las alturas para cubrir el escenario, previniendo así que el espectáculo estaba por comenzar.

Luego, todo se oscureció, y sobre el tablado una luz iluminó a un músico. Era la pauta de entrada que provocó la euforia de los asistentes que manifestaron su alegría con alaridos.

Detrás del telón se postraron sus músicos, y el primero, Ben Peeler, hizo sonar un santoor, instrumento típico de La India, que precedió al despliegue de luz y sonido que anunció la llegada de la colombiana.

Era la introducción de ‘Estoy aquí’, una canción coreada por el público que tras meses, días y horas de espera, por fin, pudo escucahrla en vivo.

Las pantallas de video a ambos lados del escenario la multiplicaban y acercaban a sus fans, y ahí se pudo ver la mirada de Shakira, su cabellera, y sus sensuales movimientos.

Entró a escena con un pantalón negro, enganchado por debajo de sus caderas, descalza, y con un top café bordado con lentejuelas doradas.

«Te dejo Madrid», fue el segundo tema con el que realizó este reencuentro, aquí toco la armónica e invitó a saltar al público mientras ella se contoneaba al ras del suelo.

Buenas noches mi México, qué bonito volver a casa, porque yo siento a México como mi familia, ustedes que me han visto crecer desde los 18 años», dijo.

A pesar de una cierta deficiencia en el audio, la barranquillera demostró sus cualidades al lado de un más que notable acompañamiento instrumental, el de una banda formada por siete músicos, quienes a decir de Shakira, llevan años con ella.

Después de la adrenalina descargada, la voz de la estrella invitó a retomar la calma y entonó «Antología» , bajo un estilo tipo unplugged, para volver a animarse con «Hey you» e «Inevitable».

Justo en la parte central de este primero de 10 conciertos en México (dos de ellos en Monterrey y Guadalajara), con los que continúa su gira en Latinoamérica, la de la mirada inocente intercaló «Si te vas» y «Obtener un sí», tema al estilo bossa nova.
Después entró a escena su tecladista, Albert Menéndez, un músico cubano, quien ayudó a la barranquillera en el dueto que hiciera con Alejandro Sanz, «La tortura».

De esta manera, concluyó la primera parte de la velada, y Shakira aprovechó para hacer un cambio de vestuario y regresar a escena para interpretar «No», haciendo gala de un vestido rojo con largas mangas y faldones, mismos que movió para simular ser consumida por el fuego.

Apenas la tribuna terminaba de disfrutar de este vestuario, cuando «la de los pies descalzos» realizó otro cambio, esta vez más sexy, con un top plateado y una sobrefalda morada oriental.
Así, al estilo árabe tomó una banda entre sus manos, misma que movió para simular una víbora que le permitió ofrecer una danza al sol, y cantar «Suerte».

Este momento será sin duda memorable para los fans que compraron sus boletos al frente del escenario, pues fue donde se acercó a su público a través de un pequeño pasillo que la introdujo al menos 15 metros ante la mirada impávida de quienes ocupaban la privilegiada posición.

Una catarsis de la que muchos pronto bajaron al escuchar temas relajados como «La pared» y «Pies descalzos», que fueron cantados, al igual que todos los anteriores.

Para rematar y por si hubiera sido poco el movimiento de abdomen, caderas y cintura, Shakira interpretó «Ciega, sordomuda», uno de sus temas más conocidos, que antecedió a «Ojos así», y para el cual se presentó en escena de nuevo con aires orientales.

Cambió de nuevo su vestuario para portar una falda rosa y azul de gasa, y de nuevo con Albert Menéndez, en el papel que en otros conciertos fuera hecho por el popero Wyclef Jean, cantó «Hips don’t lie», tema con el que despidió.

A la salida del recinto, los comentarios no se hicieron esperar, pues algunos opinaron que al show le faltaron elementos para estar a la altura de espectáculos internacionales, sin embargo, para otros, Shakira estuvo fenomenal, pues con su voz y sus caderas fue suficiente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: